BERDYCZAK, Felix

BerazateguiEscultor en vidrio. Nacío en Polonia. Vivío en Berazategui.

 Don Félix Berdyszak nació en Poznañ, Polonia (12-11-1909), desde donde salió a los treinta años, movilizado como prisionero de guerra, hacia campos de concentración rusos. En los ocho años de destierro que siguieron, afirmó sus convicciones católicas, porque había rogado a Dios no verse en la alternativa de matar para vivir. Y sobrevivió sin atravesar esa instancia. Pasó luego a Persia, Irak, Irán, Tierra Santa, Egipto, Italia e Inglaterra. Durante la guerra, en los ratos de ocio, se entretuvo tallando madera o modelando con lo que podía. Años atrás se había deslumbrado viendo modelar a un primo suyo y había sentido el deseo de hacer algo que produjera en los demás, la misma conmoción que a él le había producido esa visión. La construcción de los juguetes propios y ocho meses en las clases del profesor Jan Wyscki en la Escuela de Bellas Artes de Poznañ, eran los únicos antecedentes de aprendizaje artístico. Antes había sido agricultor. Llegó a Argentina en julio de 1947. Y desde el Hotel de Inmigrantes hasta ingresar a Cristalerías Rigolleau para trabajar como modelista mecánico, solo mediaron días. En esa empresa sintió otro gran deslumbramiento al ver apilados unos bloques de vidrio de colores. "¡Qué bel materiale per fare la scultura!", pensó.

Aún no había aprendido el español y se hacía entender en italiano. Por esto, sus compañeros le llamaron Felice. Poco después empezaron sus experimentaciones con el vidrio, simultáneamente con la confección de herramientas que le permitieran esculpirlo.

No tallar, ni soplar, ni grabar, sino esculpir. Esto ocurrió en el Ateneo Rigovisor, escuela de enseñanza de la cristalería, que el 10 de abril de 1948 vio terminada la "Máscara", primera pieza en vidrio surgida de las manos de Berdyszak.

Causó sensación, porque hasta entonces no se tenían noticias de la técnica que él había empleado. Le siguieron "Berenice", "Washington", "San Martín", "Juan Maiza", "Poliedro" y "El soplador", este último un bajorrelieve. Al Ateneo concurría la hija de un gerente de la firma: Teresa Peterín, con quien Felice se casó en 1953 y formó su familia, que integran cuatro hijos y nietos.

Comparten hasta hoy el gusto por el arte y todavía se acompañan -ella en piano y él en violín- en algún deleite musical. Después realizó otras piezas en vidrio: "Ensueño de Chopin" (1955), "Giuseppe Clinanti", busto encargado por la familia Gancia; Beethoven" y otro "Poliedro". De sus manos también surgieron una placa con la cabeza de "Gastón Rigolleau", en relieve (bronce 1950); el "Homenaje a la madre" (cemento, 1954) y un busto de "Sarmiento" (cemento 1977). Cuando Karol Woytila visitó Argentina en 1982 como Papa Juan Pablo II, recibió a Berdyszak y vio el busto de "Maximiliano Kolbe" en vidrio, como demostración de la actividad de sus compatriotas en nuestro país.

Algunos reconocimientos, notas en revistas nacionales y extranjeras y una importante mención en el "Who's who" de Polonia, editado en el 2000, testimonian el valor de las obras de este artista que se enamoró de un material que lo hizo trascender, y de una mujer que lo retuvo para siempre en esta tierra, donde concibió sus obras y desde donde se ha proyectado.

 

Gentileza de el         Murocultural.com.ar

Escrito por Ana Maria de Mena.

< Volver