SEVERI, Aldo

QuilmesPintor fundamental del Quilmes del siglo XX

Fiel a un estilo que ya resulta inconfundible, cultivó un neorrealismo profundamente humanista para concretar creaciones tan fuertemente expresivas y nostalgiosas como sabrosamente populares, con imágenes sumamente originales, únicos en la plástica Argentina. Con una técnica obstinadamente rigurosa, logró amalgamar dramatismo y poesía en sus paisajes urbanos de su natal barrio porteño de La Boca y de nuestra Quilmes, donde residió hasta su muerte. Abordó temas como el tango, esencias y tipos populares, retratos individuales y colectivos, motivos religiosos, instantáneos deportivas y otros, con invariable inusual expresividad. A su línea, que sin dejar de ser precisa y segura muestra sabias deformaciones expresionistas que nunca caen en el desdibujo, se une un color fuerte, variado según el clima general de cada cuadro, donde juegan los negros y los blancos. Severi obtuvo una muy sólida formación plástica en todos los niveles académicos, desde la escuela “Manuel Belgrano” hasta la superior “Ernesto de la Cárcova”, pasando por la “Prilidiano Puyrredón”. A partir de la década de 1950 realizó numerosas exposiciones colectivas e individuales obtenido importantes premios. En 1982 se publico el libro “Severi”, estudio critico-biográfico de Rafael Squirru y el correo lanzó un sello postal con su obra “El Organillero”. Representó al país en América y Europa donde en Umbría (Italia) tuvo tan notable éxito de publico y de critica que determino la presentación de cuatro puestas mas en ese país. En 1993 se realizó una amplia y extraordinario retrospectiva en el Complejo Cultural de la Biblioteca Moreno de Bernal con un éxito sin precedente en toda esa zona del Gran Buenos Aires. El libro “Aldo Severi, una aristocrática visión de la popular“ con texto de Enrique H. Gené (2001) es uno de los más notables que se hayan publicado jamás sobre un pintor Argentino. El "Maestro" Aldo Severi murió en la ciudad que supo amar el 23 de junio de 2005.
< Volver