ROCCA, Enrique

QuilmesPintor. Quilmes

 

Principales muestras:

 
2007
Arteamericas latinoamerican art fair 2007, Praxis Mexico, Miami
arteBA 07, GV Consultoria en arte, Buenos Aires
CIRCA 07 International Art Fair, Alfredo Ginocchio Arte Internacional, Puerto Rico
Enrique Rocca - SinTesis, Transarte, Buenos Aires
Enrique Rocca, Revista ComunicArt&Luxury, Milano, Italia
Enrique Rocca - Pinturas recientes, Universidad Nacional de Quilmes, Buenos Aires

2006
Enrique Rocca - Pinturas recientes, Espacio GV, Buenos Aires
Enrique Rocca - Cuadros blancos, B&R art gallery
Saraton, Galería Sara García Uriburu, Buenos Aires

2005
Enrique Rocca, pinturas recientes, Dharma Fine Arts, Buenos Aires

2003
Enrique Rocca, Animalia, pinturas, Cris Garcia, Barcelona

2000
Enrique Rocca, Dibujos y pinturas 99-2000, galería Lo Scarabeo, Buenos Aires

1997
Martini-Rocca-Rossignoli-Russino, Studio Marina Torresan, Milano
Cordone-Peterlini-Pisano-Rocca, Arbos Arte, Buenos Aires

1996
Enrique Rocca, Gli altri Dissegni, Studio Marina Torresan, Milano
MIART 96, Fiera d' Arte Moderna e Contemporanea, stand Diecidue Arte, Milano
Pussi-Rocca-Truffa, Diecidue Arte, Milano
Música e magliette, Diecidue arte, Milano
Orozco-Rocca-Sica, Centro Ponte delle Gabelle, Milano, muestra patrocinada por el Comune di Milano
Miniprint Internacional de Cadaqués

1994
Enrique Rocca, Probabili mutazioni, en el CLA, Milano
EtruriArte 6, Fiera d' Arte Contemporánea di Livorno
L´ultima Cena: Chiusa per restauri, CLA, Milano
Shortly2, CLA, Milano

1993
Presenze 93, Artisti stranieri oggi in Italia, en el Museo de Arte Contemporánea Rocca Umbertide, Perugia.

1990
Norsk Internajonal Grafik Triennale, galleria Gamllebyn, Noruega
Internationales Kleingrafikk Ex libris projekt´90, galería Art+Print, Austria

Pertenece al staff de artistas de Praxis Mexico y Alfredo Ginocchio Arte Internacional.
Es representado por Fernando Esperon Art Consultant
Poseen obras colecciones en Argentina, USA, Italia, España, Francia, Holanda, Chile y Brasil

Comentarios críticos:

¿Que hace un artista aun joven como Enrique Rocca (Quilmes, 1969) preocupado por las derivaciones de un género casi olvidado -y hasta denostado- como el del paisaje figurativo?
Con una voluntad analítica y expedicionaria, Rocca se ha propuesto superar la pérdida del valor estético en el que el arte actual naufraga tantas veces, y lo hace ajustando su objetivo a los parajes urbanos, en casos desabridos de Buenos Aires; o a detallar interiores, como lo hizo Alexander Serebriakoff, el genial retratista de casas elegantes.
Mediante una paleta reducida pero de múltiples matices -con vibraciones que evocan las logradas por el mundano Raoul Dufy-, mediante el seguimiento obsesivo de un mismo motivo, el tratamiento de una realidad cambiante se convierte en un camino de recuperación de conceptos combinados hasta que no parecen tan ajenos y distantes: representación pictórica, dimensión mítica y belleza.
Rocca recupera el concepto de exterioridad inasible, salvaje y original, con obstinada negación de la presencia humana.
Si atendemos a unos niveles de interpretación profundos, dejando de lado prejuicios neoacademicistas, quizás podamos entender lo avanzado de una propuesta que, verdaderamente, presenta la perceptible imagen de la "distopia", del lugar anómalo y extraño, del no-lugar en definitiva.
Por último, también llama la atención la forma en que a partir de una visión realista, Rocca introduce elementos oníricos y vanguardistas. Y viene a cuento una verdad de Perogrullo: cuando hablamos de pintura, su propia calidad puede ser tan importante que muchas veces justifica la obra. En este caso, la calidad es mas una consecuencia del conjunto que un fin en sí mismo.
Albino Dieguez Videla, 2006

Después de una original relectura del cubismo, un laborioso transitar por el hiperrealismo y sus espejismos (y lograr el efectismo de ocultar los efectismos), y una lúdica zambullida en la abstracción, Rocca, sencillamente, pinta.
Y lo hace con la casi inaudita libertad de quien conoce las formulas y formas de hacer un cuadro, y en consecuencia las esquiva, las engaña, las pierde para volver a encontrarlas y las encuentra para volver a perderlas.
Resulta notable como recién ahora, viendo esta poderosa obra donde elementos tan antagónicos se combinan armónicamente, uno comprenda los cambios radicales que la pintura de Rocca ha sufrido desde los inicios hasta hoy; tantos ensayos y experimentaciones adquieren sentido en esta síntesis voluptuosa, cualitativamente sorprendente, que se convierte en un arrollador manifiesto de pintura pura, liberada de vanos conceptualismos y especulaciones.
Mucho se puede decir de esta figuración al borde de la abstracción o viceversa: ante todo sorprende la soltura del trazo, libre y a la vez preciso; y la sabiduría con que chorreados y manchas, aparentemente accidentales, refuerzan la riqueza compositiva y se relacionan y compiten dando por resultado obras tan valiosas en recorridos y lecturas.
Y todo esto hábilmente respaldado por el color, rico en tonalidades aun cuando la paleta es restringida.
En síntesis, pintura de veras, riesgosa, sin concesiones ni aucomplaciencias. Uno de esos raros casos donde los aspectos técnicos y aquellos mas sutiles (las intuiciones, las magias), se complementan notablemente.
Gian Carlo Martini,NY,2006

"... Rocca habla una lengua culta, abierta a una vertiente de inquietas simbolizaciones bien congruentes con el país de Borges; moduladas al mismo tiempo sobre la frecuencia de un gusto refinado que, partiendo de los presupuestos de la gran tradición italiana, puede llegar a dejarse fascinar por los simbolismos del pasado fin de siecle..."
Enrico Mascelloni, catalogo Presenze93, artistas extranjeros hoy en Italia

"...lo fantástico, lo metafísico, se alían a las citaciones mitológicas, con parangones y vinculaciones que redunda en un trabajo de límpida invención.
Un trazo a veces esencial y alguna vez complacido en los excesos, invita a una lectura atenta, escrupulosa, que revela en los detalles, la preparación y el análisis de las figuras, a un viajero. Eso, Enrique es un viajero. En el tiempo, en el espacio, en la posibilidad de lo probable, aún de lo imposible, siempre con mesurada ironía"
Tullo Montanari, Enrique Rocca e le sue probabili mutazioni

"Ligeros, como fluctuantes, como suspendidos: Los interiores rojos, amarillos, azules del artistas son paisajes de sueño y emergen como relatos donde las leyes pictoricas son superadas por las aquellas del recuerdo..."
Didi Cutrufo, Milano, 2007

"...pinturas hechas en estado de trance, en un espacio mágico, con luminosidades rescatadas de los sueños. Podríamos hablar de una voluntad de la memoria que nos remite naturalmente y sin asombro, a un tiempo no vivido. Me animaría a decir que es, en relación con la literatura, la contracara de Ray Bradbury, que enseña el futuro y nos lleva a sentirnos inmersos en el, definitivamente instalados en ese tiempo que aún no existe. Enrique nos propone un camino retrospectivo, una especie de ciencia ficción inversa, en la que recorremos paisajes y convivimos con personajes inusitados, traspapelados en el aquí y el ahora...
... esto de evocar, inventar climas, es para mi importantísimo en la pintura y en todas las artes, la posibilidad de vivir una realidad otra, de narrarnos situaciones donde lo virtual y lo improbable confluyen con naturalidad y con el don de hacer creíble lo imposible que el arte presta a los dotados..."
Salvador Linares

"... en la obra de Rocca aparecen elementos surreales y fantasticos, que unidos forman una sorprendente simbiosis con aquello que aflora en sus trabajos desde la tradicion clasica, sorprendidos en un acto de mutacion y cambio anamorfico.
Para Rocca pintar es adentrarse en los origenes a traves de impensados viajes del ensueño y la actividad, a veces febril, de la imaginacion. Las imágenes aparecen asi resueltas en el permanente cambio que las modifica y altera, transformandolas en figuras del ensueño, alejadas de el realismo estricto para convertirse en ilusorias criaturas de un mundo mitico y exultante, en el cual sus desnudos componen escenas de factura moderna y a la vez de vieja prosapia. Es el punto de fusion entre lo antiguo y lo nuevo, en un mundo ilusorio y ancestral, que desde lo barroco pueden acercarse a cierto expresionismo goyesco y hasta a atisbos picassianos..."
Ariel Hurtado, La Actualidad- Arte y Cultura, 1995

http://www.enriquerocca.com.ar/biografia.html

< Volver