LOPEZ, Ariel

Berazategui

Ariel López

Este operador de la dictadura y funcionario del Proceso, fue secretario de Cultura en Berazategui y Jefe de Gabinete Municipal en Quilmes además de subsecretario nacional de Ambiente.

Proviene del viejo Partido Socialista en el que tallaron su tío José López Comendador (ex presidente del Círculo de la Prensa) y su primo Raúl López, quienes no avalaron el comportamiento político de Ariel.

En lo profesional, intentó emular a su pariente locutor, Dardo López, figura televisiva de, entre otros, el noticioso Reporter Esso.

Durante la dictadura integraba el Centro Comercial presidido por Dante Palladino (PJ) cuando fue parte de una operación colaboracionista con el “Proceso de Reorganización Nacional”.

Operó sobre la prensa y algunas entidades para modelar la imagen del sucesor de Rodolfo Elizagaray como jefe comunal: Rodolfo Spadaccini. En junio de 1981, “Ariel López ya colabora como jefe de RRPP y Ceremonial”, destacaba el diario El Sol.

Luego de colaborar durante un tercio del tiempo que duró el Proceso, López fue el maestro de ceremonia que leyó en acto público el decreto 1516 con que la dictadura se despidió antes de dar la bienvenida al democrático Arturo Ramón, con quien no tenía nada que ver. En su mandato, se refugió en la entidad Acción Ranelagh, donde siempre vivió.

Cuando ese mandato terminó –hacia 1987– para dar paso a la asunción de Mussi, con él, López tuvo otra puertita a la que golpear. En la nueva administración, se atrincheró desde el área de Cultura.

En 2005, sufrió un escrache durante la primera Carrera de Miguel en memoria del único atleta federado desaparecido de Berazategui. En 2007, en oportunidad de que López coordinara la visita de Mercedes Sosa para recordar el 24 de marzo, una investigación del periodista Alberto Moya en el periódico Realidad, de Daniel Sueldo, develó detalles desconocidos u olvidados de su pasado colaboracionista. Ese trabajo periodístico tuvo amplia difusión en varios medios y motivó que la comunidad se expresara con un documento público de organizaciones sociales, gremiales y humanitarias.

La comuna no pudo hallar un mussista peronista ilustrado, o que al menos supiera del tema, como para reemplazar a este “socialista” que habrá de heredar el puesto a su hijo.

Eso será cuando Mussi lo lleve a la Secretaría nacional de Ambiente, como subsecretario (2010). En 2013 tuvo alto protagonismo en el desentendimiento de problemas de su área en Santiago del Estero, según destacaron los dos diarios más importantes de esa provincia. También estuvo cerca de otras operaciones en Formosa, como en Chaco, detalladas en el libro de Alberto Moya “… Y después la gente va y lo vota”, La Guillotina Producciones, Berazategui, 2013.

Las repercusiones del libro motivaron su despido de la comuna de Quilmes donde había asumido como jefe de Gabinete el 10 de diciembre de 2015, donde estuvo hasta los primeros días de febrero de 2016.

 

 

Fuente: Libro de Alberto Moya “… Y después la gente va y lo vota”, La Guillotina Producciones, Berazategui, 2013.

 

< Volver