Brandsen

Brandsen

Síntesis de la historia del Partido de Brandsen* Primera parte 1640-1872

*El presente trabajo es un extracto del libro

Historia de Brandsen

  

                                                                          Por Carlos M. Vignola

 

PRIMERA PARTE:

Desde la ocupación del territorio

hasta la decisión de crear un nuevo Partido

                                                                                                       (1640-1872)

 

El primer colono

 

El inicio de la ocupación colonial del territorio de Brandsen es una merced real otorgada por el gobernador de Buenos Aires en 1640 a Alonso Gámiz de Vergara. Este enorme terreno ocupaba desde las tierras altas frente al Río de la Plata hasta el Río Samborombón y desde la línea del actual límite con el Partido de La Plata y San Vicente hasta la línea de los terrenos de los campos de los López Seco.

 

El Fuerte del Zanjón de Nuestra Señora de Mercedes

 

Con el fin de controlar y defender del ataque de los aborígenes el sur de la línea de frontera, el Río Salado, en 1741 se establece una guardia estable en un rancho. En 1751, creado el cuerpo de Blandengues de Buenos Aires la compañía de La atrevida de ese cuerpo es redesignada a ese reducto en 1752. Con el tiempo y reestructurada la guardia, el sitio comenzará a ser conocido como Fuerte y Guardia del Zanjón y a partir de octubre de 1767, según usos y costumbres de la época como Fuerte del Zanjón de Nuestra Señora de Mercedes, apocopado como sucedió con todos los fortines, pasando a ser simplemente  Fuerte del Zanjón.

Pudo determinarse que el fortín del Zanjón se encontraba en el cuartel 9° del actual Partido de Brandsen, a unos 2 kilómetros al Este de la altura del km. 87 de la ruta 2, cerca del pueblo de Samborombón.

El cacique Felipe Yahatí ataca la reducción en el Salado y el 13 de febrero de 1753 es abandonada. Todos los aborígenes de las reducciones quedan desamparados y con la compañía instalada en el Zanjón desde mediados de noviembre, los aborígenes fueron a refugiarse en sus alrededores. La convivencia de indios con los soldados y viajeros da origen al poblado a la vera del fortín, el primer pueblo del territorio que será de Brandsen.  

A aquellos 50 soldados de La atrevida, indios y vecinos se le incorpora el mercedario fray Francisco Marcos Sosa, cura de la parroquia de Quilmes, el que establecerá en 1753 la capilla del partido de la Magdalena y Guardia del Zanjón. La primera tarea en la capilla fue la misa de cuerpo presente y la inscripción de las defunciones, sepultando a pobladores “que mataron los Pampas” en el cementerio de Quilmes.  El 26 de junio de 1758 se asientan los primeros bautismos tres en un solo escrito.

El 18 de febrero de 1759 el fuerte es trasladado a ¾ de legua al frente, con el se mudan los asentados a su alrededor. El primer bautismo en la nueva capilla es el 11 de abril de 1759, el mismo sacerdote bautizó a una pequeña, hija del vecino Vicente Canales. En octubre de 1766 la capilla es dedicada a Nuestra Señora de Mercedes, por Merced. Esto hace que, como era costumbre, el fortín pase a ser conocido también con el nombre de la virgen, pasando a ser el Fuerte del Zanjón de Nuestra Señora de Mercedes.

En 1779 el fuerte del Zanjón es trasladado a orillas de la laguna de Chascomús, siendo el origen de la actual ciudad de Chascomús.

La zona del actual Partido era conocida por el fortín como Paraje del Zanjón, una vez trasladado, fue cambiando paulatinamente pasando a denominarse Paraje del Samborombón. El fuerte había dejado abierto un camino que lo comunicaba con Buenos Aires, hoy correspondería a la actual ruta 2. Una vez trasladado comenzó abrirse uno nuevo, la ruta provincial 53.

 

La ocupación definitiva del territorio

 

Desde 1796 nuevas fracciones serán entregadas en almoneda pública, a ocupantes. Así pasaran a ser propietarios Tadeo Martínez y Juan Sáenz de la Peña, abuelo del que fuera el presidente Luís Sáenz Peña. Por esos años la estancia que fuera de Alonso Gámiz de Vergara pasa por herencia a propiedad de las hermanas López, por lo cual se empezará a conocer como la estancia de las López.

El territorio se irá repartiendo entre Valerio Islas, Juan Alejo Giles, Bernardo Pereira, Jerónimo Barrionuevo, Santiago y Pedro Chiclana, Cecilia Macedo, Nicolás Martínez Fontes, Pascual Castro, Pedro Pablo Fuentes, Eusebio Macías y Juan Bautista Chávez.

 

Inicio de actividad industrial en el territorio

 

En 1810, en uno de los terrenos de Islas, entonces cuartel 3° de Chascomús, cercano a la laguna la Espadaña, inmediato a la del Sauce, se instala  José Ramón Layño, monta un establecimiento industrial, el único durante un largo tiempo e inaugural del territorio del Partido, construye una tahona, la que dedica a la producción de harina, alquilando su uso cobrando porcentaje o dinero y moliendo los granos propios. Para estas tareas cuenta con la asistencia de un esclavo de Guinea que tenía por criado, Benito.

 

La estancia de Manuel Obligado y la división política del actual Brandsen

 

El 30 de abril de 1814 la estancia de “las López”, es vendida a Manuel Obligado. En el centro de su territorio, atravesado por el camino de Buenos Aires a Chascomús, hoy ruta 53, se instala la primera pulpería de Brandsen, el almacén de Juana Ríos. Con esto Obligado comienza a arrendar grandes parcelas de su estancia a  Jorge y Tomás Bell, Gregorio Barragán y Abascal, Eugenio La Rosa, Alejo Llanos y a Pedro Pablo Udaquiola. Los que en 1824 compraran estas tierras. Las familias de estos vecinos participarán en la creación de Brandsen. 

Para 1821 todo el terreno del actual Partido se encuentra en manos privadas. Ese año se crean los modernos Partidos de campaña por lo cual todo el territorio de Brandsen queda dividido siempre por el Río Samborombón conformando el Cuartel 3º y el 4º de San Vicente con límite en el Río Samborombón. El cuartel 4º de San Vicente comprendía las puntas de la Magdalena y Samborombón; el cuartel 3° de Ensenada y el 3° de Chascomús. Pedro Pablo Udaquiola, el arrendatario de Manuel Obligado es designado primer Juez de Paz de San Vicente.

 

Las primeras diligencias

 

En 1822 se organizan las carreras conocidas como diligencias, para el correo y pasajeros. La tercera sección será la ruta hasta Chascomús por la histórica ruta 53. En el camino se establecieron paradas en Quilmes, Florencio Varela, dos en territorio de Brandsen y dos en Chascomús. Desde la ciudad se podía llegar a Ranchos, Monte y Chascomús, saliendo de Buenos Aires todos los días 21 de cada mes. Las postas establecidas en el territorio brandseño serán desde Buenos Aires Alto redondo atendida por Aniceto Negrette y Samborombón abajo atendida por José Oromi o de Oromi. Alto redondo se ubicó en la localidad de Gómez, donde actualmente se encuentra el establecimiento “La Rinconada”; mientras que Samborombón abajo en terrenos de Martínez Fontes antes de cruzar el Río Samborombón. Luego de 1850 serán atendidas por Hilario Quinteros y Jerónimo Ortega, respectivamente.

 

El primero de dos familias

 

En 1826 entra en la historia de la región José Antonio María Ferrari, al adquirir varias propiedades en sociedad con Fermín Pereda. La primera es una fracción del campo de Nicolás Martínez Fonte. En 1828 amplían sus posesiones al comprar otro campo propiedad de Fermín Pereyra y  la fracción de John Gibson que era de Valerio Islas. El 6 de noviembre la sociedad Ferrari & Pereda se disuelve cuando Pereda vende su parte a Ferrari. Todos estos campos se encontraban en explotación y con las poblaciones de varios arrendatarios entre los que se destacan Ramón Laynes o Layño, Gerardo Acosta y Felipe Altamirano.

José Ferrari es el primero de una familia que tendrá con él a la más antigua de sus raíces; la de los López Seco y la de Pedro Ferrari, el que era su sobrino. José, cuñado de Francisco López Seco le vende a él y a Manuel López Seco sus primeros campos.

Este inquieto y acaudalado terrateniente era un hombre muy vinculado socialmente, por lo cual se lo convida a participar en la revuelta de los Libres del Sur en 1839, convirtiéndose en uno de los iniciadores de la fracasada revolución.

Su feudo era uno de los más poblados de entonces en la región, y esto correspondía a la actividad que se desarrollaba en la empresa agropecuaria. Contaba con seis peones y dos negros esclavos.

 

Inicio del mejoramiento lanar

 

En 1837 Henry Harrat compra la estancia de Juana Sáenz Peña y en 1839 Juan Harrat compra a Ramón Sáenz Peña. Esta propiedad incluía los antiguos puestos de San Carlos, San Juan, Santo Tomás, Santa Ana, San Enrique, San José, Santa Rosa y Santa Isabel. Los Harrat eran comerciantes ingleses venidos a la región instalándose primeramente en el actual Partido de Gral. Paz (Ranchos) en la década del ‘20 del XIX para hacer negocios con tierras y comenzaron a explotar la producción de lana, lo que los llevó al  mejoramiento de las ovejas criollas asociándose en un principio a Peter Sheridan. Ellos constituirán en la estancia que se conociera como “de los Machos” y que hoy se conoce como Los Mochos. Allí, estos mejoradores criadores de ovejas, sentarán las bases para que a partir de 1850 se enriquecieran y pasaran todos los arrendatarios de la zona a ser propietarios, siguiendo las líneas genéticas manejos y formas de crianza de los Harrat.

 

El censo de 1838

 

En junio de 1838 los jueces de paz de los partidos que integraban el territorio del actual Brandsen, elevan a “Su Excelencia el Sr. Gobernador Ilustre Restaurador de las Leyes”, las planillas con los datos tomados sobre la población de los cuarteles que se habían ordenado, propietarios, “blancos”, “Pardos o Morenos”, “Extranjeros”, “Tropa” y “Familia de Tropa” de cada fundio. Los datos aportan los nombres de los propietarios y ocupantes de cada estancia. Se pueden contar 40 familias, con un total de 279 habitantes; 19 pardos o morenos, indios, esclavos y sus descendientes y dos extranjeros pidiendo inferir que eran ingleses. La pulpería de Juana Ríos estaba a cargo de Santiago Oliden. A 1838 vivían en sus casas 7 personas, entre ellos Juana, su marido Bernardino una de sus hijas y tres morenos criados.

Gracias a este censo se pudo determinar que Brandsen constituía parte del Cuartel 4º y 5° de San Vicente, parte del Cuartel 3º de Chascomús, parte del Cuartel 5º del Sauce del Partido de Ranchos y parte de los Cuarteles 2º y 3º del Partido de Ensenada. A diferencia de divisiones anteriores en esta oportunidad se habían utilizado mucho mas los accidentes geográficos como límites, en este caso los ríos y arroyos. Esta división de partidos y cuarteles se mantuvo durante casi treinta años, hasta 1866.

 

Instalación en el territorio de los vecinos fundadores de Brandsen

 

En 1843 fallece Manuel Obligado. Su estancia contaba a esa fecha con algunos arrendamientos, a los que se agregan los de Barragán, Valdéz, Insúa y Oliden. Irán apareciendo nuevos aparceros que se convertirán, en los primeros vecinos de Brandsen. En 1850 comienzan a arrendarse nuevas fracciones a diversas personas, Pedro José Ferrari el que construirá un pequeño rancho, dando origen a la estancia que dos años luego de su muerte comenzará a conocerse con el nombre de El Chañar, los hermanos Lanús,  José Gómez e Hilario Quinteros, los Hardoy, Asencia Barragán, José Averastegui y Vicente Casares.

 

Ampliación de las comunicaciones

 

Luego de la revolución de 1852 el gobierno nacional crea la empresa “Mensajerías Argentinas”, por lo cual van a tomar impulso las comunicaciones y el correo en todo el territorio nacional. En Buenos Aires el gobernador Pastor Obligado, hijo de Manuel, ampliará los días y servicios. El servicio del Sur, pasa a contar con viajes los días 10, 20 y 30 de cada mes y contando con chasques que remitirían desde y hasta destino la correspondencia con el objeto de comunicar los puntos entre los cuales no había “carreras”. Desde Ezeiza a Ensenada y Magdalena, desde San Vicente a Cañuelas y Lobos; de Ranchos a Monte y de Dolores a Azul. La ruta Sur era el antiguo Camino de Barracas o Buenos Aires a Chascomús, hoy 53, el que pasará a conocerse como Camino de las Postas.

Desde 1854 hay varias empresas que pasan por el actual Brandsen: Nº 35 – de Buenos Aires (Piedras 77) a Chascomús a 30 leguas, de la empresa “Mensajerías de la Rosa del Sud” de Lino Sevigne, los días 5 y 20 de cada mes. Nº 41 – de Buenos Aires a Lobería distante 104 leguas, de la empresa “Mensajerías La Infalible”. Nº 44 – de Buenos Aires a Pila a 44 leguas, de la empresa “Mensajería Nueva Esperanza”.

Las postas a ese momento son las mismas que en el período fundacional del servicio, Alto Redondo que estuviera a cargo de Aniceto Negrette, atendida desde 1850 por Hilario Quinteros y Samborombón Abajo, a cargo desde entonces de Martín Llanos.

 

La venta de la estancia de Obligado

 

1858 será un año de cambios en el futuro distrito. Desde el 2 de marzo de 1858 se inicia el trámite de mensura del campo herencia de Don Manuel Obligado, y a partir de ello comienza la venta a todos los arrendatarios que lo desearan. Compraran las tierras entre otros Pedro Ferrari, Pedro Gómez de la Vega, Andrés Wilkie; Mary Faulkes; José Davis, Manuel Fernández, quien inmediatamente venden a Ernesto Oldendorff, y comenzará a arrendar Jorge Temperley.

Ese mismo año arriba a Buenos Aires el danés Whilliem Jeppener. Inicia sus actividades comerciales instalando una barraca de acopio de frutos del país en Barracas al Norte, y como todo consignatario enriquecido de la época transfiere su capital a la adquisición de tierras. El 27 de marzo de 1860 el Juez en lo Civil Alejo González le otorga la escritura de la propiedad a nombre de los herederos de Gracia Bickford de Mohr. Este terreno era el que el 11 de septiembre de 1821 Valerio Islas vende a Martín José González. Por esto el arroyo en la localidad de Jeppener lleva su apellido; y que el 3 de marzo de 1837 González la vende a Francisco Mohr. Hasta la ocupación por Jeppener el casco de esta estancia se denominaba El Cónsul, esto era porque Mohr fue cónsul británico.

 

La estancia más moderna del país y el primer alambrado

 

Mientras Jeppener comienza los trabajos en la estancia El Cónsul, en el actual cuartel 6° se comenzaba a pensar la primera estancia mecanizada del país y la primera alambrada de Brandsen, la Santa María. El 28 de febrero de 1862, Ernesto Oldendorff, un alemán acriollado por la vida del campo, adquiere la primera fracción de un campo de2250 hectáreas a la sucesión de Obligado. El 14 de Octubre de 1862, compra otra de1482 hectáreas. Días más tarde, el 30 de octubre, obtiene 1125 hectáreas más, que pertenecían a Manuel Fernández. Logra así completar algo más de 4533 hectáreas. A esta estancia formada por las tres parcelas la atravesaban diagonalmente el “Camino de Buenos Aires a Chascomús”.

Había fundado Santa María, que seguramente llevara este nombre por su mujer. Con motivo de los perjuicios que le ocasionaba el ganado de los vecinos, se dispone a cercar el campo. En septiembre de 1863 solicita permiso al Gobierno para alambrar la estancia. Para mediados del año 1864 la obra estaba terminada. Santa María se transformó, en poco tiempo, en la estancia argentina más moderna de su época y la primera mecanizada del país. Llegó a contar con veintinueve poblaciones, setenta peones italianos y veinte mas entre criollos y un puñado de alemanes que regenteaban los puestos. Tenía varios potreros con maizales, alfalfares, trigales, y se cultivaba colsa. Tenía sólidos galpones, establos, corrales y buenas praderas. Allí se criaron ovejas y caballos de raza que se importaron de Europa. La estancia según los Mulhall, cronistas de la época, “no tenía rivales en ambas márgenes del Plata”.

Cuando Sarmiento es designado Presidente de la República, Ernesto Oldendorff, su amigo, participó en su gobierno en temas relacionados a la actividad agropecuaria. Como amigo Sarmiento visitó la Santa María y citó a Don Ernesto como “el primer alemán del Río de la Plata”. Le había sido sugerido a Sarmiento “…que la Santa María podría constituirse en el mejor modelo estanciero de la República”.

A mediados de diciembre de 1870, Santa María sufrió una revuelta obrera, la primera en el territorio del Partido de Brandsen a causa de la falta de pago de los jornales. Los setenta peones italianos empleados por Don Ernesto se alzaron exigiendo el pago de la deuda por los sueldos y abandonaron sus puestos de labor. El alemán había entrado en quiebra. El 11 de Enero de 1871 se presenta ante el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil de Buenos Aires solicitando el concurso de acreedores. Según Oldendorff su ruina fue causada porque: (sic) “…El 11 de diciembre último se desplomó una nube de langostas en mi establecimiento de una manera espantosa, que al día siguiente toda la sementera había desaparecido como por encanto, perdiéndose 22 cuadras de Mais, 305 de Trigo y 70 de Colsa y por consiguiente todo el capital empleado en esa explotación”  y que “…las vicisitudes conocidas que han deprimido el valor de nuestros frutos…”  lo que en este caso era cierto debido a que durante el verano de 1870 y 1871 se desata la fiebre amarilla en la ciudad de Buenos Aires lo que provoca la caída de adquisición de productos relativos a la ganadería en Buenos Aires, desplomándose los precios lo produciéndole a Santa María su golpe de gracia.

La obra de Oldendorff fue pensada y probada en el primigenio Brandsen hasta 1876 cuando debe dejar su estancia para siempre.

 

La llegada del ferrocarril

 

En 1862, constituida con capitales ingleses y criollos se constituye la compañía encargada de construir un ferrocarril, la que se bautiza con el nombre de "Gran Ferrocarril del Sud de Buenos Aires".

Inmediatamente se emprendió la tarea de acordar la obtención de las tierras necesarias, recepcionándose las promesas de donación para las estaciones. Los estancieros entendieron que era una gran oportunidad contar con una estación o parada ferroviaria en las proximidades de sus chacras debido a la posibilidad de embarcar su producción para el mercado de la ciudad, logrando velocidad, ahorro y seguridad en las entregas, y mucho mejor si la estación se encontraba dentro de su tierra. Las tareas de construcción se iniciaron a principios del año 1864. Desde el 20 de junio se fueron oficializando las compras de tierras acordadas para las obras de vías y estaciones. Buscaron los empresarios ferroviarios instalarlas en la provincia a una distancia de 10 a15 km entre sí, por lo cual estarían entre los terrenos de Pedro Ferrari o Faulkes la primera, la segunda en Jeppener, y la tercera entre Facio o Altamirano. Esta dificultad se allanó rápidamente al recibir la promesa de donación de tierras para estaciones por parte de Pedro Ferrari y de Guillermo Jeppener, asegurándose así los terratenientes tener las paradas en sus campos. No fue igual el caso de Juan Facio que vendió sus tierras para vías y estación y de Altamirano que vendió para vías y luego donó para ampliar la estación. Al haber solo campo, como se acostumbraba las estaciones planeadas llevarían los apellidos de los ex propietarios del terreno de la estación.   

El material rodante, hierros, puentes y rieles se importó. Las estaciones eran pequeñas casas de ladrillos revocadas, con techos de chapa. En el tramo Samborombón de las obras los ladrillos y el horno para su cocción fueron hechos cerca del lugar donde estaría ubicada la estación Ferrari. 

En Agosto de 1865 concluyen las labores de construcción de vías y estaciones y se comienza con la tarea de habilitar la línea. El día 14 se habilita provisoriamente el servicio hasta Jeppener, surcando por primera vez oficialmente el tren por los entonces Cuarteles de los Partidos de San Vicente y Ranchos que formarán Brandsen.

El 3 de agosto de 1865 se escrituran las tierras donadas por Jeppener; el día 9 las vendidas por Facio; el 11 las vendidas por Altamirano; el 9 de Octubre la donación de Ferrari y de esta manera y esos meses antes de la inauguración oficial se fueron escriturando todos los terrenos utilizados. El día 9 de diciembre de 1865 el gobernador Saavedra en acto público libra al servicio la línea del Sud que así quedó oficialmente inaugurada.

El 12 de diciembre de 1866 se escritura “…la donación, venta o el que mejor haya lugar en derecho…” de un terreno al Este de la vía y estación Facio compuesto de 2951 metros por 50; estableciéndose en el instrumento: (sic) “…Que aún cuando dicha estación ha sido designada en los planos y conocida generalmente con el nombre de FACIO, antiguo dueño de esas tierras, deseando el Sr. Altamirano que la misma sea conocida con el suyo según se ha hecho con las demás estaciones que se les ha dado a cada una el de su respectivo propietario…”

Cinco años después se hacen las obras ferroviarias de la línea desde Altamirano a la grasería de Guerín y Las Flores. En 1876 se planifica la llegada de rieles a Pila y Ayacucho, por lo cual la estación Altamirano se convierte en el mayor centro ferroviario de la época.

 

Origen del almacén de Hita

 

El 3 de mayo de 1865, Pedro Ferrari vende a Pedro Hita el sobrante de tierras entre la línea ferroviaria y los límites de su propiedad; una pequeña porción de su estancia por donde pasaba la senda que iba del Camino de Buenos Aires a Chascomús hasta Monte, hoy ruta provincial 215. Allí Pedro Hita y Teodoro Menditte, como la firma Casa Hita & Menditte construirán un edificio para instalar su almacén de campo. El origen de este almacén de ramos generales al por mayor y menor es dable que sea como negociomercachifle o de venta ambulante, vale decir, sus titulares juntos o separadamente realizaban la comercialización de los productos puerta a puerta por los campos, teniendo depósito de mercaderías establecido en algún paraje del Partido de Ensenada o San Vicente, que luego de 1875 será Brandsen. El primer dato documental de la existencia del “almacén de Hita”, nombre por el que se lo conociera, es del 9 de Octubre de 1852. Lamentablemente desconocemos donde funcionó este almacén desde sus inicios hasta 1865.

El surtido de artículos de este almacén era tan amplio que podía comprarse desde telas a ataúdes y desde papel a municiones y pólvora, palos, tablas, café, yerba botas, dulces y pañuelos.  Con el tiempo ampliaran los servicios y además de la adquisición de frutos del país actuará como entidad financiera.

 

Fundación del Pueblo de Jeppener

 

Con la información que tenía Jeppener respecto a que la estación que se instalaría dentro de su campo se transformaría en la que atendiese el mantenimiento, centro y cabecera de tránsito, instalándose el taller y la residencia de la cuadrilla y que un futuro cercano esto abría un movimiento de personas que llevaría al poblamiento de sus alrededores más rápidamente que en las otras estaciones de iguales características; vio una oportunidad, como costumbre en la época, de lanzar un loteo para especular con la tierra.

El 3 de agosto de 1865 se escrituran las tierras donadas por Jeppener para la estación en sus campos. El 14 de agosto de 1865 se habilita provisoriamente el servicio hasta la estación epónima.

Apenas elaborado el diagrama de lo que se denominó en el Pueblo de Jeppener, se produjeron ventas. La primera fue la del 14 de septiembre a Thomas Petty. Inmediato Juan de la Llave, Lucio Suárez y Domingo Cardinali. Asimismo se enajenaron las manzanas C y E sin detalle de comprador en el plano. Todos escrituraron en los próximos años. La manzana E fue adquirida por Elías Radovich para la construcción de una grasería, de ella queda aun el rancho frente a las vías. Los indicados puede decirse que son los vecinos fundadores.

El diagrama del Pueblo de Jeppener estaba dividido en dos sectores. Con centro en la estación había dos plazas enfrentadas a ambos lados de la vía, las manzanas de la circunvalación a ellas estaban señaladas con letras, las regulares de la A a la K y las irregulares con las L, M, N y O; completando el proyecto de 62. El centro cívico formado por los terrenos que obligado por las disposiciones debía donar alrededor de una plaza de200 metros x 100, donde se enfrentaban los destinados a municipalidad con el del juzgado de paz y en la manzana a la izquierda, en el eje, el del templo. Se pensó una plaza cada dos o tres cuadras y se dejaron terrenos enfrentados para dos escuelas. Además se reservó el lote 1 de la manzana D para el templo de los ingleses. Las manzanas 1 y 2 frente a la plaza de la estación no tenían división en lotes, como si se hubiesen querido reservar, según usos y costumbres, para mercado, almacenes o barracas, ampliando el espacio ferroviario. Es de destacar que en el plano original del pueblo de Jeppener no estaba previsto ningún terreno para uso de enterratorio o cementerio. Se desconoce hasta hoy el autor del diagrama del pueblo. Nunca hubo un trámite oficial, permiso y aprobación lo que llevó a conflictos vecinales luego de 1882.

Como todo pueblo planteado en la época, los terrenos resultaron caros y quedó casi despoblado. Una constante a todos los pueblos de Brandsen durante el siglo XIX.

 

Cambio de límites

 

El 24 de octubre de 1864 ingresa en el Senado el proyecto de ley sobre la nueva división de los partidos de campaña al interior del río Salado y casi un año después se convierte en Ley provincial, la que entraría en vigencia a partir del año siguiente, 1866.

El actual Brandsen constituía hasta ese entonces parte del Cuartel 4º y 5° de San Vicente, parte del Cuartel 3º de Chascomús, parte del Cuartel 5º del Sauce del Partido de Ranchos y parte de los Cuarteles 2º y 3º del Partido de Ensenada. Con la nueva división de la campaña los sectores del Cuartel 5° de San Vicente y el del Cuartel 3º de Chascomús pasaron a formar parte del Partido de Ranchos, mientras que el sector del Cuartel 4° de San Vicente se anexaba al Partido de Ensenada, utilizando como límite natural al río Samborombón en el sector del actual Brandsen. Por lo tanto el actual distrito en ese entonces quedó al Oeste dentro del Partido de Ranchos y al Este en el Partido de Ensenada. Los límites artificiales o políticos establecidos en la línea Ranchos - Ensenada - San Vicente, y en la línea Ranchos - Chascomús - Ensenada fueron los mismos que tiene en la actualidad el de Brandsen. 

Esta división dejaba fuera del poder político local de San Vicente a personalidades destacadas de entonces, Pedro José Ferrari, Luis y Ramón Sáenz Peña, y un gran número de Alcalde y tenientes; ahora sus campos y estancias pasaban a la orbita administrativa de Partidos de los cuales eran ajenos.

 

Primera industria de Brandsen

 

Luego de la cría lanar la grasería fue la principal industria del partido y la única manufacturera desde 1869 en la región que sería Brandsen; y desde el año de creación del Partido hasta después de 1900. Constituye la grasería la primera actividad fabril de Brandsen y la de mayor importancia hasta la actualidad.

El territorio contó con cuatro graserías, la de Pedro Guerin que también actuaba de saladero, a nueve cuadras al suroeste de la estación Altamirano; la de Elías Radovich a una cuadra de la estación Jeppener; la de Aramburu de Luis Aramburu en su campo y la de Olivares, que aun no pudo determinarse su ubicación. Pocos meses antes de crearse Brandsen se instala una nueva grasería cerca de Altamirano, la de Ferrari y Bordenave. En el territorio del nuevo Partido de Brandsen había cuatro graserías, la de Pedro Guerin, la de Ferrari y Bordenave, la de Aramburu y la de Radovich, las que funcionaron con intermitencias.

Las graserías de Brandsen estaban en capacidad de procesar 2400 animales lanares diarios. Se estimó que en pleno funcionamiento faenaban anualmente unos 70.000 capones lanares. La fuerza laboral empleada por estas empresas era la más importante del distrito, dos de ellas, Pedro Guerin y Ferrari y Bordenave, contaban con 34 trabajadores. Según estudios elaborados las graserías de Brandsen aportaron en impuestos provinciales un promedio del equivalente a más del 38% de los ingresos mensuales en tasas y gravámenes con los que contaba la municipalidad.

 

SEGUNDA PARTE: 
Desde la decisión de crear un nuevo Partido 
hasta la promulgación del decreto que lo bautiza
                                                                                             (1872-1875)
 

El proyecto del nuevo partido

 

    La situación en que había dejado a muchos estancieros y vecinos la vigencia de ley de límites de 1866, en especial fuera del poder político local a muchas personalidades, lejos de los centros poblados, dada por la modificación de Partidos, parecía no tener vuelta atrás. La situación real de estos vecinos que antes pertenecían al Partido de San Vicente, desde 1866 repartidos entre Ranchos y Ensenada, no justificaba que los estancieros se preocuparan por la creación de un Partido dado que la gran mayoría de ellos vivían en Buenos Aires, pero si se sustentaba en que se debía mandar a sus peones con caballos ágiles para solicitar cualquier guía o certificado, realizar bautismos o matrimonios de estos subordinados y los auxilios espirituales para casos extremos eran tan difíciles de obtener como si se viviera en la línea de frontera.

Esta situación tendría un principio de solución recién en 1872, cuando se toma la decisión de poner en práctica y llevar aun más allá una idea que se había aplicado para solicitar la creación del Partido de Almirante Brown, ese mismo año, crear un nuevo Partido con las tierras de los vecinos que antes pertenecían al de San Vicente. Expuesta la idea, seguramente traída por Luis Sáenz Peña dada su calidad de legislador y por ende informado del proyecto de Adrogue, se logra el consenso y se comisiona a Luis Sáenz Peña para redactar los fundamentos para una solicitud al gobierno con el objeto de crear un nuevo Partido. El 30 de noviembre de 1872 está concluido y recibe la rúbrica de los tres primeros vecinos, Luis Sáenz Peña, Manuel López Seco y Fermín Justo Pereda. Seguirán en las firmas Jorge Temperley; N. Morales; Vicente Gutiérrez; Pedro J. Ferrari; a ruego de Hilario Quintero, Pedro J. Ferrari; Enrique F. Ferrari; Pedro Hita; Esteban Hardoy; Francisco López Seco; Romualdo Cicaro; Manuel Pereyra; Juan M. Molinuevo; Tomás Pereyra; Nicomedes G. Chiclana; Gregorio Silva; José Rosendo de los Santos; Manuel Cestona; Manuel Molinuevo; Juan A. Llanos; Bautista Cabrera; a ruego de Pedro Gómez, Pedro J. Ferrari; a ruego de Mariano Llanos y Carmen Llanos, Pedro J. Ferrari; José Lugasta; a ruego de Pedro Rincón, Santiago Brie; José Luis Llanos; Ezequiel Izeta; a ruego de Gregorio Arias, Sixto Díaz; José Izeta; Severo Arce; Pedro P. Udaquiola; por mi señora madre Francisca S. de Wilkie, Andrés Wilkie; a ruego de Don Pedro Borda, Raymundo Borda; Francisco Giménez; Gregorio Cooper; Manuel Paccili; Damian (¿?); Mary Faulkes; José Davis; Albino Muraña; Pastor Pavón; Lorenzo Massas; por Nieves Cepeda, Santiago Brie y Doroteo Draque. 52 vecinos, propietarios y arrendatarios.

Las actuales localidades brandseñas de Jeppener y Altamirano, en ese momento no formaron parte del proyecto.

La nota es ingresada en las oficinas gubernamentales el 24 de febrero de 1873. Ese mismo día el gobernador ordena un informe del Departamento Topográfico.

La forma como fue encarado el proyecto y ejecutado el trámite para la formación del partido, convierte a Brandsen en el primero de la provincia de Buenos Aires creado indiscutible y fidedignamente por solicitud vecinal.

 

El pueblo San Juan

 

   El 7 de abril de 1873, Don Adolfo Schenk vende a Manuel y Juan Ximénez un área de terreno en el Partido de Ranchos de 1600 x 1300 metros aproximadamente, próximos a la estación Altamirano.

El terreno fue dividido en 180 manzanas de entre 86, 60, 90 a 100 metros de lado aproximadamente, con calles de 15 metros de ancho. El 20 de mayo de 1874 comienza en Buenos Aires la venta de este loteo, lográndose alcanzar la comercialización de 96 manzanas en un año. El 29 de mayo de 1878 el gobierno provincial aprueba oficialmente el plano con el nombre de pueblo San Juan.

Por quiebra de los hermanos Jiménez y juicio mediante, en 1881 las manzanas fueron recuperadas por el síndico a cargo y así quedó olvidado el proyecto.

 

El Gran pueblo General Bolívar, hoy Altamirano

 

   El 17 de mayo de 1875 se aprueba oficialmente el plano del pueblo que el agrimensor José Benítez elaboró por orden de José Onagoiti en Altamirano, sobre la estación de tren, en los terrenos que fueran de Felipe Altamirano. Contaba con 214 manzanas, 5 plazas, 3 terrenos de 50 x 100 metros destinados a edificios públicos, una gran fracción destinada para cementerio y, como lo preveía las normativas y regulaciones y costumbres para la formación de ejidos a partir del 31 de octubre de 1870, se reservó una considerable cantidad de terrenos como tierras de pan llevar, quintas y chacras para abastecimiento del futuro pueblo.

Desde ese momento, sobre la base del Gran pueblo General Bolívar comenzará el asentamiento poblacional del pueblo de Altamirano.

Es el Gran pueblo General Bolívar el segundo pueblo nacido en el partido de Brandsen y el primero pensado certeramente para que sirva de cabecera de distrito, ya que fue el precursor en destinar un amplio terreno a cementerio público. Su planteo fue pensado especulando en el desarrollo de los alrededores de la estación por las iniciativas que las empresas del Sud y la de Pedro Guerin y Cía. venían ejecutando, relativas a la formación de la estación en el nudo ferroviario del sur de la provincia. Lamentablemente el expediente se extravió por lo cual no conocemos más del pueblo que pudo rivalizar con el proyecto de Ferrari para capital del nuevo Partido.

 

Trámites y aprobación del proyecto de creación del nuevo partido

 

   El proceso que desembocó con la creación de Brandsen fue comparativamente lento y con algunas contrariedades, comenzando con la orden de expedir informe el Departamento Topográfico, el día de su presentación. El 11 de marzo éste comunica que sin desconocer las razones expuestas por lo vecinos solicitantes aconsejaba se lo consulte al Fiscal General de Gobierno antes de realizar las trazas definitivas del partido y del pueblo. Debían tratarse temas puramente administrativos, principalmente porque podía existir la posibilidad que el terreno elegido por conveniente para el pueblo sea de propiedad particular y que el propietario no apruebe su creación, y en ese caso debiera expropiarse, además sostuvo que la creación del partido era atribución legislativa y que antes de elevarlo debía averiguarse si eran exactas las razones en que los solicitantes fundaban la petición, pero que antes de investigar si era conveniente la fundación de un pueblo, debía apreciarse si convenía crear el partido que se proponía y sobre esto sí podía informar el Departamento Topográfico, como asimismo respecto a la extensión de los partidos de Ranchos, Ensenada y San Vicente, y las distancias a las que se hallaban las propiedades de los solicitantes.

Comienzan los estudios y al no poder completarse el 15 de julio el Departamento Topográfico comunica que para poder expedirse eran indispensables ciertas explicaciones que solo podrían dar dos o tres de los solicitantes mas caracterizados en los conocimientos locales y generales de los respectivos partidos involucrados para que una vez satisfechas poder informar y proyectar los límites del nuevo partido. El expediente vuelve al gobernador y este el 17 de julio manda dar vista a los interesados. Informados se organiza una rápida reunión de los vecinos que suscribieron la presentación que originó el trámite. Asisten algunos, los que tomado conocimiento de la marcha del expediente resuelven autorizar confidencialmente a Luis Sáenz Peña y a Pedro Ferrari para ilustrar sobre la última resolución. La elección de Sáenz Peña y de Ferrari para esta tarea no podía recaer en otras personas por sus cualidades, el primero Diputado y el segundo había sido Juez de Paz y miembro de la Comisión Municipal de San Vicente en varias oportunidades nadie mejor en “...los conocimientos locales y generales de los respectivos partidos involucrados...”

El 31 de julio Ferrari y Sáenz Peña se presentaron en el despacho del Departamento Topográfico y luego de dar las respuestas a la requisitoria de los agrimensores de la oficina, los que a su vez hubieron de consultar sobre las dudas del Fiscal, dejaron un escrito, el que en su parte central dice haber “... dado verbalmente todas las explicaciones y datos que se nos han pedido y creemos que con esos antecedentes se podrá expedir aquella repartición sobre los puntos solicitados por el Sr. Fiscal en este asunto. Corresponde pues y pedimos se sirva V.E. ordenar vuelva este asunto al Departamento Topográfico para que se expida...”

El 2 de agosto el gobernador vuelve a tomar intervención para que el legajo quede en el Departamento Topográfico, el que comienza a profundizar los estudios para dar el respectivo informe y elaborar el plano.

El 16 de septiembre el trabajo estaba concluido y los agrimensores Saturnino Salas, Germán Khur, Pedro Benoit y Jaime Arrufo suscribieron el informe. Para la elaboración del primer plano del partido no solo se valieron de las explicaciones de Sáenz Peña y Ferrari sino también de “…la indicación de otros señores…”. Asimismo se había quitado del proyecto sectores correspondientes a las actuales localidades de Gómez y cuartel 4°, habiendo los vecinos adherido en su totalidad a la formación del distrito. Esto, según el informe, pudo haber sido por cantidad de leguas cuadradas a utilizar, ya que al incorporar un sector se debió equilibrar con otro. El despacho señala: “...los límites que van marcados [en el plano] con líneas en carmín fuertes, convienen para la creación del nuevo partido que se trata de crear. Esa extensión abrazada por el perímetro indicado, es de 27 leguas cuadradas calculadas gráficamente sobre el Registro Gráfico, la cual también como se ve queda dividida por el río Samborombón, desmembrando al partido de Ranchos 18 leguas cuadradas y otra parte al Norte desmembrada al partido de la Ensenada 9 leguas...”.

Con la orden del gobernador de remitir el expediente con el correspondiente mensaje a la Honorable Legislatura, para la resolución que estime conveniente, el 1° de octubre se cierra la primera etapa de trámites. El día 3 las notas y el plano pasan de la gobernación a la Cámara de Senadores de la Provincia. Once días después el cuerpo legislativo lo destina a su Comisión de Legislación para el adecuado tratamiento y despacho. Se inició así el tratamiento legislativo.

Iniciado el estudio del proyecto, los Senadores lo observaron con la pretensión que las tierras que se sacaran a los Partidos de Ranchos y Ensenada para crear el nuevo, sean en cantidades similares, solicitando oficialmente “...si es posible encontrar otra línea de división con el de Ensenada buscando una porción aproximadamente igual al que se toma de Ranchos 18 leguas...”. El 23 de Octubre, Luis Sáenz Peña escribe a Ferrari una carta informándole los acontecimientos, comunicándole que había tratado el tema con la Comisión y se había acordado “...pedirle al Departamento topográfico que forme una traza del nuevo Partido de modo que segregue del de la Ensenada aproximadamente 18 leguas en vez de nueve según tiene el croquis...”

El despacho del Departamento Topográfico a la Comisión de Legislación del Senado se terminó parcialmente el 29 de mayo de 1874. Se confeccionó el plano en base al primero sobre el Registro Gráfico de 1864 y con línea carmín se dibujaron las dos líneas, la del primer proyecto y la de la modificación, 36 leguas cuadradas. Este segundo plano llevó por título “Nuevo Pueblo entre los Partidos Ensenada - San Vicente -Ranchos - Chascomús y Magdalena solicitado por los vecinos de Ranchos, Ensenada y Sn Vicente”. El futuro Brandsen quedó con la superficie que se conociera antes de la anexión de la localidad de Oliden, hoy cuartel 9°. El informe final fue concluido el 28 de agosto de 1874 y remitido a la Cámara de Diputados donde estaba el proyecto.

Durante el tratamiento en Comisión los papeles son reescritos como proyecto de ley; lo más importante que había en su contenido eran 800.000 pesos que el artículo 5° preveía para la construcción de edificios públicos del futuro pueblo. Indudablemente no era del espíritu de los diputados crear el Partido en las condiciones que el proyecto estaba redactado el artículo 5°, los 800.000 pesos, un privilegio extraordinario. En demasía habrá tenido que pesar la activa participación en el seguimiento del proyecto el que desde el 1º de mayo de 1875 era Vicegobernador, Don Luís Sáenz Peña. En la sesión del 18 de octubre de 1875 la Cámara de Diputados sanciona el proyecto y lo remite al Poder Ejecutivo. El 21 de octubre de 1875, el Gobernador Carlos Casares promulga el proyecto, convirtiéndose en la Ley 994.

 

El nombre del “nuevo partido”

 

    El partido pudo haberse llamado Rivadavia o Balcarce. Utilizado el primero para el creado el 4 de junio y el segundo el 13 de enero de 1874, optaron las autoridades por “Brandzen”, que era una denominación que había quedado vacante desde 1868, usada para bautizar un pueblo que por ley provincial nacería en Tres Arroyos y que nunca se concretó más allá de los papeles.

El 25 de noviembre de 1875 el Gobernador decreta que el Partido se denominará “Brandzen”.

 

 

TERCERA PARTE:

Desde la creación del Partido de Brandsen

                                                                                                 (1875-1930)

 

Un nuevo Partido, sin capital

 

La presentación de los vecinos solicitando la creación de un Partido con tierras de los de Ranchos y Ensenada aclaraba que se abstenían de hacer alguna indicación “...sobre la ubicación que sería mas conveniente para la traza del nuevo pueblo, y preferimos que esto sea el resultado del estudio y examen que debiera practicar sobre el terreno alguno de los empleados del Departamento Topográfico...” requiriendo además “...nombrar un agrimensor si lo creyese conveniente para que trasladándose a la localidad en que debe formarse el nuevo partido proyecte una traza del nuevo pueblo en el local que indique aquel Departamento expropiándolo si fuese necesario previa autorización legislativa si es que el propietario o propietarios o quienes afecten no se conviniese al efecto...”. El resultado del estudio de las ubicaciones de las propiedades con los que se formaría el nuevo Partido, según las firmas de los que adhieren, muestran que la estación Ferrari del Ferrocarril del Sud quedaba en una situación central, esto debido a que los terratenientes que adhirieron a la petición de crear el Partido se encontraban mas cercano a San Vicente. En la misma nota estos vecinos agregan que “…sería muy conveniente que el nuevo pueblo a formarse sobre la línea del ferrocarril del Sud en su trayecto por el deslinde de ambos partidos resultando en esto la facilidad de las comunicaciones con el nuevo pueblo...”, dada la ubicación de la estación era evidente que el sitio para un pueblo era en sus proximidades. Es de estimar entonces que la instalación de un pueblo en la estación Ferrari era un tema conversado entre 1872 y 1875, pero no definido.

Pero el proyecto inicial se había aprobado con grandes modificaciones, siendo el territorio incluido en el nuevo Partido el doble de lo proyectado, incluyéndose dos pueblos, Jeppener y General Bolívar, este último en pleno desarrollo urbanístico, convertido en nudo ferroviario, listo para albergar a las autoridades municipales y con gran potencialidad por los proyectos que la empresa del Sud y el mismo Estado tenían sobre la estación Altamirano.

Puede indicarse que la aprobación definitiva del proyecto de creación del Partido fue el momento en que Pedro José Ferrari vio oportuno para organizar un loteo en sus campos.

 

Las primeras autoridades de Brandsen

 

La ley provincial en la materia preveía que los partidos sean administrados por un Juez de Paz, con atribuciones mayores que las del actual Intendente municipal, que actuaba además de Presidente de la Comisión Municipal, la que actuaba con facultades similares a las del Concejo Deliberante, integrada por cuatro ciudadanos.

Para el nombramiento de las autoridades del nuevo partido, el gobierno seguramente consultó con Luís Sáenz Peña y este debió hablar del tema con los vecinos a través de la personalidad política local más destacada, Pedro José Ferrari.

Seguramente en reunión de vecinos fueron seleccionados para ocupar los cargos Pedro Ferrari como juez de paz y como miembros de la comisión municipal, Pedro de La Lastra, Luis Aurelio Sáenz Peña, Pedro Hita y Francisco López Seco.

No es casual la elección de estas personas. Pedro Ferrari, como señaláramos había sido juez de paz y miembro de la comisión municipal de San Vicente en varias oportunidades, conocedor del terreno político local; Pedro De La Lastra, era comerciante, contando con un almacén de campo en terrenos de Luis Sáenz Peña, del que se convertiría en yerno; Luis Aurelio Sáenz Peña, hijo de Luis, era avezado en la milicia y policía, por lo cual le correspondería la organización de estas ramas de la administración comunal; Pedro Hita era propietario del mayor almacén de campo de la zona y acopiador de frutos del país; y Francisco López Seco, tío de Ferrari, había sido Juez de Paz de San Vicente, era uno de los ricos comerciantes de Buenos Aires y de los mayores terratenientes del nuevo Brandsen. A excepción de De la Lastra y de Hita todos residían en la ciudad. Convenidas las personas que administrarían Brandsen por primera vez dándole su organización. En el decreto del gobernador, dictado el día 25, se establece la denominación del partido como Brandzen; se nombra a Pedro Ferrari interinamente como juez de paz y a los miembros de la comisión municipal; y se ordena que organizada la comisión municipal bajo la presidencia del juez de paz se proponga a las personas que deben componer la policía del Partido.

El 30 de noviembre Ferrari, de la Lastra y Luis A. Sáenz Peña, envían las notas al gobierno provincial aceptando los cargos. Ferrari además le escribe a Sáenz Peña solicitándole copia del plano del partido. El 3 de diciembre Sáenz Peña le contesta manifestándole la satisfacción sobre la aceptación del cargo, avisándole que había instruido a su hijo sobre los pormenores de la organización del partido para que se lo transmita y que pasaría por su estancia “…si la legislatura suspendiese por unos días sus sesiones…” para que “…hablemos detalladamente en todo lo concerniente a la organización municipal y demás…”

 

Primera reunión de los municipales y su asiento

 

        Luego de designarse oficialmente las autoridades legales del partido comenzó la vida política autónoma de Brandsen. La tarea sería enorme, crear toda la administración, para lo cual la primera medida tomada por Ferrari fue enviar el 30 de noviembre la nota de aceptación al cargo de juez de paz interino, habilitando así el funcionamiento del municipio. Inmediato se acuerda con los miembros de la comisión municipal disponer el día de la reunión constitutiva, la que se realizaría el día 3 de diciembre. Esos días se recibe la renuncia, antes de asumir, de Francisco López Seco. Anunciada la decisión, los encargados en organizar el municipio ponen los ojos sobre Alejandro Miroli para que ocupe su lugar inmediatamente, al recibir el nombramiento el 10 de diciembre de 1875, enviando el 20 su nota de aceptación al cargo.

Instalados, en un ala de la estancia de Ferrari, se resolvió nombrar a Antenor Orfila como secretario de la municipalidad cargo rentado cuya función era la de escribiente. Según lo preveía la ley que regulaba el funcionamiento municipal debían asignarse a cada miembro de la comisión municipal una tarea específica, luego de haberse efectuado el juramento de ley tomado por el juez de paz que naturalmente era el Presidente de la Comisión Municipal. Los cargos a cubrir eran los de Procurador Municipal, Defensor de Pobres y Menores; Municipal de policía; Municipal de Educación Pública, Culto y Beneficencia; y Recaudador de Rentas y encargado de Obras públicas, actividades que recayeron en Luis A. Sáenz Peña como Procurador Municipal, Defensor de Pobres y Menores; Pedro De la Lastra como Municipal de policía;  Alejandro Miroli como Municipal de Educación Pública, Culto y Beneficencia y Pedro Hita como Recaudador de Rentas y encargado de Obras públicas.

El día 21 de diciembre de 1875 llega la confirmación de Pedro Ferrari como juez de paz para el año siguiente, ya no como interino.

El municipio, vale decir, Juzgado de Paz, Comisión Municipal y Partida de Policía, utilizarán el mismo edificio como sede, el rancho de la estancia que le alquilaba Pedro Ferrari desde 1875. Con la llegada de un nuevo juez de paz y los acontecimientos que lo llevaron a ocupar ese sitial a fines de 1877, se resolvería el alquiler del edificio recientemente construido por Modesto Vera, el que en la actualidad se encuentra en la calle Paso 181. Es por tanto en ese año que las autoridades municipales se asientan en el pueblo Brandzen, convirtiéndose el ejido en capital del Partido.

Siguiendo con la organización de la administración, el15 de enero de 1876 el municipio nombra provisoriamente para constituir el Consejo Escolar, como miembros Titulares a Andrés Jones, José Ferrari, Lorenzo Laborde, Andrés Wilkie y Domingo Baró y como suplentes a Raymundo Borda, Enrique Ferrari, Manuel Molinuevo, José M. Cuello y Marcelino Domínguez. Luego de aplazamientos, renuncias y nuevas designaciones, el día 2 de febrero, queda constituido y conformado de la siguiente manera: Presidente: Andrés Jones; Tesorero: José Ferrari; Subinspector: Lorenzo Laborde; Secretario: Andrés Wilkie; Vocal: Pedro Gutiérrez; Suplentes: Victorio Correa, Manuel Molinuevo, José M. Cuello, Enrique Ferrari y Marcelino Domínguez.

Inmediatamente comienza la tarea de organizar la apertura de un establecimiento educativo en el distrito. Empeñados a iniciar las clases el Consejo Escolar logra que Claudio Ruiz ceda gratuitamente uno de los edificios recién construido en su finca del insipiente pueblo; el que contaba con un salón de 56m2 para dictar clases, un baño y dos habitaciones para vivienda del docente. el Consejo contrata a la señorita Felisa Delia García. La escuela abierta ese año, 1876, será la Elemental N° 1, mixta. Simultáneamente Andrés Jones, a su costo y con acuerdo del Consejo Escolar, cede para escuela un edificio en su propiedad a las afueras del pueblo, contratando al maestro Don Gabriel Tremolieres para que la instale y ponga en funcionamiento. El edificio era un aula de 63 m2 de piso de madera, un baño y una habitación para el docente.

 

La fundación del Pueblo Brandzen y su formación

 

Mientras comenzaban la organización de la administración municipal Pedro José Ferrari, encargó a su costo al agrimensor Julio Serna la confección de un plano de pueblo en parte de sus tierras. Dos días después de creado el Partido y dos antes de su nombramiento como juez de paz provisorio, 23 de octubre; Ferrari envía una nota personal al Gobernador en donde expresa “…que promulgada la ley que ha creado un nuevo Partido entre los de Ranchos y Ensenada,…creo llegada la oportunidad de que el P.E., en uso de la facultad que le confiere el artículo 2º de la ley, disponga lo conducente para la ubicación del pueblo que ha de servir de cabeza de Partido…”. En la nota sugiere que su propiedad esta bien ubicada, sobre terrenos altos próximos a la estación del ferrocarril, donde podrían ubicarse unas 300 manzanas de 100 varas (86 metros) de lado y que estaba dispuesto a donar los terrenos para los edificios y espacios públicos. El 10 de diciembre el Gobernador autoriza la formación del pueblo previo informe del Departamento de Ingenieros.

De conformidad a lo señalado por el gobierno el 10 de diciembre de 1875, el día 23 el juez de paz Pedro Ferrari remite una nota al gobernador y adjunta el plano de la traza del pueblo elaborado por el agrimensor Julio C. Serna, solicitando se sirva aprobar su nombramiento. En esa carta Ferrari bautiza el proyecto remitido con el nombre de“Pueblo Brandzen”. Recibido en la gobernación el proyecto del Pueblo Brandzen se remite al Departamento de Ingenieros, el que se expide el 28 de enero de 1876 informando que“…era necesario que el interesado acompañe un nuevo plano en que aparezca el arroyo y cañada de Paraguayo Justo…”, accidentes que no se habían señalado admitimos adrede para no denotar la insuficiente calidad del terreno para la fundación de un centro de población, en especial por alturas e hidrografía, origen de las numerosas inundaciones anteriores a las obras de drenaje encaradas por el municipio durante el siglo XX.

Entonces Ferrari, ya en nombre y representación municipal, encomienda al agrimensor Germán Kuhr, gran conocedor de la zona, a rehacer el plano. Para su aprobación definitiva y la fundación del pueblo debían preverse los terrenos destinados a edificios y espacios públicos para luego ser donados al Estado provincial y las correcciones pedidas por el Departamento de Ingenieros.

Este nuevo proyecto contempla sesenta y cuatro manzanas de aproximadamente ciento dieciséis varas de lado, dispuestas en damero con líneas de ocho; dos destinadas a plazas públicas; en la central las calles que las circundan son amplios bulevares; en la manzana sureste de ella un terreno de 50 por 100 metros reservado a escuela y templo, en frente uno de las mismas dimensiones para municipalidad y en la manzana Noroeste otro igual para juzgado de paz y policía, creando así el centro cívico de la futura ciudad. Esta plaza tenía una diagramación de senderos y canteros que se cruzaban en diagonales y círculos, la misma que luce hoy.

Al Norte del diagrama, sobre la calle que llevará el nombre de Sáenz Peña, una fracción de campo de cien metros de lado fue destinado a cementerio. Concluido el trabajo, Kuhr lo remite al Departamento de Ingenieros, ingresando el 17 de febrero.

El 17 de mayo el Departamento de Ingenieros eleva el informe al gobernador aconsejando aprobar el plano previo alejamiento del cementerio más al Norte. El 22 de junio de 1876, por resolución del poder ejecutivo provincial es aprobada la traza. Quedaba fundado un nuevo pueblo en el Partido de Brandsen, el pueblo Brandzen, debía ahora ser asiento de las autoridades. Guardaba Ferrari esperanzas en la misma ley de creación del nuevo Partido.

     A partir de ese entonces esperaban las ventas de los terrenos que componían el nuevo pueblo. Conociendo la actividad privada de Alejandro Miroli, entendemos porqué un vecino de San Vicente es miembro de la Comisión Municipal de Brandsen.

Alejandro Miroli es una pieza clave en la estructuración del Pueblo Brandzen, conocía el mercado inmobiliario y es de admitirse que el y sus contactos produjeran las ventas de los lotes de Brandzen; las que resultaron un mal negocio, a la vista del número de compradores, llevando casi siete años completar.  

 

Ley y promesa incumplida

 

    Fundado el pueblo, Ferrari comunica al gobierno que se encontraba dispuesto a escriturar los solares para espacios públicos indicados en el plano aprobado, como lo obligaban las normativas de la época. Por orden del gobernador, es encomendada la Escribanía mayor de Gobierno para la operación, por parte del Estado. Por la otra parte y por poder Antonino Ferrari, contador municipal, acordaron según el plano del pueblo, la escrituración de los terrenos.

Habiéndose obtenido avances importantes en la erección del pueblo, no existía ninguna iniciativa provincial tendiente al cumplimiento del artículo 5º de la ley 994 referente al subsidio por la construcción de los edificios públicos. Los 800.000 pesos de la ley nunca llegaron y con la idea de no esperar más el dinero, a mediados de 1878 el municipio incentiva la constitución de comisiones de vecinos en los cuarteles del Partido, para la recolección de fondos para capilla y cementerio.

Así inicia Brandsen, Partido y pueblo, su vida autónoma.


Reseña de los acontecimiento más importantes en la historia del Partido hasta 1930
 

Julio de 1878 - José Ferrari, a cargo del Juzgado de Paz, los municipales deciden no esperar los 800.000 asignados por la ley de creación del Partido y comienzan a incentivar la constitución de comisiones de vecinos en los cuarteles o localidades, a fin de que se encarguen de la recolección de fondos para la construcción de la capilla y el cementerio. Por primera vez y a tres años de creado el partido comienza a pensarse en la posibilidad de asumir la responsabilidad de erigir el pueblo sin esperar el subsidio señalado por el artículo 5º de la ley 994, que tanto se reclamó.

 

Febrero de 1879 - Se resuelve trasladar la escuela elemental de varones a la finca de Lorenzo Laborde en Altamirano. Comienza el ciclo con 14 alumnos inscriptos y a cargo del mismo maestro, Gabriel Tremoliers.

 

6 de agosto de 1879 - Se anexa a Brandsen el actual Cuartel 9°. Iniciado el trámite por la firma de todos los vecinos, el 8 de julio de 1879 la comisión lo despachó a la cámara aconsejando se apruebe. El 16 de julio los diputados le dieron la media sanción y pasó al Senado. Menos de un mes después el senado lo sanciona y pasa al ejecutivo.

 

Septiembre de 1879 - El Juez de Paz Juan Albino Llanos convoca a varias reuniones del municipio para tratar el tema de la construcción de los edificios públicos conjuntamente con el de la capilla.

 

1880 - Los compradores del Pueblo Brandzen eran 12, correspondientes a lotes para solares 10. Timoteo Mena y Barragán,  Bautista Pomino, Juan Martí, Prudencio Villalba y Rosas Ferreira, Juan Massa, Mariano Sánchez, Modesto Vera, Custodio Matos y Juan A. Llanos. Cuatro eran las chacras vendidas, 2 a Federico Ferrari y 2 a Andrés Jones. A esto se sumaban 2 manzanas, la 8 y 16 que Ferrari donó a Luis Sáenz Peña. Las construcciones apenas llegaban a la decena.

 

8 de enero de 1880 - Se solicita al Gobierno la autorización para proceder a la construcción de la capilla de Brandsen y a la vez se reestructuran las comisiones recaudadoras de fondos que venían funcionando.

 

14 de enero de 1880 - La municipalidad incorpora al distrito la Capilla de Mahon que dirigía al presbítero Juan José Curley, solicitándole que los derechos que correspondían por bautismos, casamientos y defunciones debían pasar en lo sucesivo a la Municipalidad de Brandsen. Por lo tanto, la iglesia que se estaba construyendo en el pueblo de Brandsen será el segundo templo católico del territorio, el tercero oficial del partido de Brandsen si tenemos en cuenta la capilla de Domselaar y el cuarto templo religioso teniendo en cuenta la capilla de los ingleses en Jeppener.

 

Mayo de 1880 - Sobre la estructura de la Guardia Nacional de Brandsen se articula el escuadrón de defensa provincial, con apoyo de la suscripción popular y fundamentalmente de la municipalidad. Desde los Partidos vecinos venía en viaje a Buenos Aires la compañía de milicianos y miembros de la Guardia Nacional a cargo del coronel Ángel Plaza Montero; llegados al pueblo de Brandsen donde acamparon, las del distrito se les plegó. La administración comunal proveyó el pasto y maíz para los caballos, los capones para alimentar a la tropa y los cueros de los animales sacrificados para usar de cojinillos. También, y desde el sur, comenzó el avance a la ciudad de Levalle, a su paso reclutando tropa de los pocos grupos afines.05 Los acontecimientos, que se iban sucediendo con velocidad, hicieron que las milicias asentadas en Brandsen debieran movilizase con urgencia para reforzar el ejercito que la provincia reunía en Buenos Aires.

Como estrategia el 15 de junio el coronel Martínez ordena al gerente del Ferrocarril Sud el retiro de todo el material rodante del ramal a Las Flores utilizando caballos, orden que no se cumple por su falta. El acercamiento de Levalle a Altamirano hace apresurar las medidas, ordenando Gainza el día siguiente al Juez de Paz de Chascomús que comunique a Aristegui por chasque marchar siguiendo la dirección de Altamirano, Ferrari y San Vicente telegrafiando a su Ministerio a medida que llegara a cada una.

El 18 de junio de 1880 llegó Levalle al pueblo de Brandsen con un batallón de 1500 hombres, indudablemente se reunió con los Sáenz Peña, aliados de la causa nacional, para acordar los pasos a seguir, resolviéndose la ocupación del municipio, la cesantía del juez de paz Temperley y el nombramiento a partir de ese día 18 de Luis Aurelio Sáenz Peña en su reemplazo.

El juzgado fue instalado en una casa particular desde donde el secretario como única tarea posible fue el despacho de las guías en hojas comunes sin sello, el que se manuscribió al margen.

 

Septiembre de 1880 - Mientras se recolectaba dinero y se llevaban a cabo dilatadas tramitaciones, se decidió abrir el cementerio. Así fue que en el estado que se encontraba el terreno comenzaron los entierros, el registro más antiguo con el que contamos es de esa fecha.

 

1881 - En enero de ese año estaban en el pueblo el médico Adolfo Núñez Martínez y el farmacéutico Juan Basso, los primeros profesionales de la salud del distrito.

 

Febrero de 1881 - comienza la ampliación y ordenamiento del sistema educativo. En la escuela de varones N° 1, el maestro Tremolieres es reemplazado por Manuel Mendoza y luego éste por Felipe N. Ginocchio. En septiembre la escuela vuelve al pueblo de Brandsen, casa de Mariano Orfila, dirigiéndola nuevamente Gabriel Tremolieres hasta octubre, haciéndose cargo en noviembre Paulino González. Habiendo quedado sin escuela el pueblo de Altamirano, la Dirección General de Escuelas crea una mixta, pasando a dirigirla la señorita Felisa Delia García, la maestra de la escuela elemental de niñas, y en su reemplazo es designada la señorita Ángela Viale. Asimismo, el 18 de octubre decide la creación de otra mixta en Jeppener, la que llevará el N° 2.

 

7 de julio 1881 - Se inician los trámites de expropiación de 2 leguas de terreno que a juicio del municipio eran buenos, los campos de Faulkes, que deberían formar un pueblo, ampliándose el diagramado por Ferrari. El 31 de ese mes remiten el plano del nuevo pueblo proyectado. Como respuesta el Superior Gobierno resuelve realizar la mensura de todos los terrenos alrededor de la estación de tren, y el señalado por el municipio con el objeto de determinar quienes eran los propietarios, evaluar el terreno para la expropiación y tomar nota de las propiedades, para proceder a tramitar la expropiación requerida.

 

Julio de 1881 - El censo provincial da una población urbana de 442 habitantes de los4281 del total del Partido.

 

6 de septiembre de 1881 - Se le comunica al agrimensor municipal Cornelio Baca que la Comisión Municipal había resuelto formar un plano del cementerio público con el objeto de organizar la venta de sepulturas y proceder a reglamentar los entierros.

 

2 de mayo de 1882 - las primeras operaciones financieras que se registran en el Partido son del Banco Provincia en la ciudad de Buenos Aires. No obstante, de esa fecha tenemos noticias de la existencia de una representación u oficina bancaria en el incipiente pueblo, era una sucursal del Banco de Chascomús.

 

20 de mayo de 1882 – La capilla del pueblo Brandzen fue designada Capellanía Vicaria destinándose para su atención al Presbítero Fermín Mujica quien se desempeñará como el primer Capellán Vicario de Brandsen.

 

25 de mayo de 1882 - Se procedió a la inauguración y bendición del templo de Brandzen. En el acto estuvieron presentes entre numerosos vecinos, el capellán de Brandsen, padre Fermín Mujica; la madrina de la capilla Sra. Cipriana Lahitte de Sáenz Peña; el Juez de Paz Juan Temperley; el comandante militar Juan Manuel Jimeno; los municipales Andrés Jones, Marcelino Domínguez, Juan Albino Llanos y Carmelo Belén; el Dr. Luís Sáenz Peña; Fray Juan Caviglia y el ex párroco de Lobos Felipe Olivera.

Si bien comenzaron las misas, casamientos e inscripción de defunciones inmediatamente, los bautismos tuvieron que esperar hasta fines de agosto porque el gobierno no había enviado los libros parroquiales correspondientes.

 

Julio de 1882 - Hay en el partido 4 escuelas, las que son ordenadas en su designación. La escuela elemental de varones, dirigida por Paulino González en Brandsen, será la N° 1; la escuela elemental de niñas en Brandsen será la N° 2, dirigida por Ángela Viale; la N° 2 en Jeppener, dirigida por Concepción Orfila, luego señora de Rojo, será la Escuela N° 3; y la de Altamirano dirigida por Irene Mendoza será la Escuela N° 4.

 

12 de mayo de 1883 - Se crea la escuela Nº 5, comenzando a funcionar en un edificio alquilado a Pedro Olivares en el cuartel 5º del Partido.

 

1º de julio de 1883 – Se realiza la apertura de la línea ferroviaria Tolosa–Ferrari, la Estación Gómez y se habilitaba también el segundo telégrafo del pueblo de Brandsen, el que luego pasará a ser el Telégrafo Provincial.

 

16 de enero de 1885 - La Dirección Administrativa del Ferrocarril Oeste comunica la resolución de construir una estación independiente en Ferrari. Desde entonces el pueblo de Brandsen tendría dos estaciones Ferrari, la del Sud, sobre las actuales calles Ituzaingo casi Ferrari; y la del Oeste, también sobre Ituzaingo pero a la altura de Bulevar Mitre.

 

28 de noviembre de 1885 - Se realiza en el Partido el primer acto de homenaje a la figura del coronel Brandsen al cumplirse el centenario de su natalicio.

 

8 de marzo de 1886 - A las 10 de la mañana quedaban instaladas en casa propia las instituciones que conformaban las autoridades distritales, el Juzgado de Paz y la Comisión Municipal. Ocho días después, 16 de marzo, se sanciona la ley de municipalidades y la oficina destinada al Juzgado pasaría a ser del intendente municipal y la de la Comisión Municipal sería la del Concejo Deliberante. Como el Juzgado de Paz había variado sus funciones pero no desaparecido como institución se le destinó también una oficina en la nueva casa municipal para su funcionamiento. Además el edificio se convirtió en sede provisoria de la secretaría del Concejo Escolar del Partido desde que las autoridades municipales autorizan el 9 de noviembre, se entregue a su presidente ese año, Pedro J. Ferrari, la llave de una de las habitaciones.

Desde 1877 hasta esa fecha las autoridades del distrito tenían como sede el edificio de Vera en Paso 181.

 

Abril de 1886 - Se resuelve la apertura de una escuela para el cuartel 2º de Brandsen y su número será el 7, pasando en 1891 a Estación Gómez.

 

23 noviembre de 1886 - El municipio le solicita al Padre Francisco Suárez Salgado, a cargo de la capilla y por lo tanto también de la atención que debía prestar en el cementerio, que fije día para el acto de bendición del cementerio. Durante ese año se realizaron las obras básicas para su funcionamiento.

 

15 de abril de 1887 - Una medida judicial ordena medir el terreno referido, y un acuerdo extrajudicial entre el gobierno y el doctor Luis Pintos, heredero de un sector de los campos de Davis, llevan a realizar un fraccionamiento del sector para formar un pueblo, para lo cual se comisiona al agrimensor Manuel Correa. Todas estas gestiones habían logrado los objetivos de los municipales, ampliar el pueblo sobre los terrenos del Consejo General de Educación de la Provincia, ex Faulkes; dando nacimiento al primer barrio del pueblo de Brandsen, al que curiosamente se lo bautizó con el nombre de Pueblo de Brandsen, correspondiendo en la actualidad a los barrios que según la municipalidad se denominan República, Las Higueras y La Manzana, como así también se dividió en pequeñas chacras los sectores de los que se denominan Matadero, Los Tilos, Los Pinos y Familia Propietaria.

 

29 de diciembre de 1888 - Raymundo Borda, presidente y en representación de la Comisión Municipal, escritura las tierras del templo a favor de la diócesis, es la propiedad actual, una parcela de 25 metros por 100.

 

8 de abril de 1889 - Se oficializa la creación de un pueblo a modo de las establecidas por la Ley de Centros Agrícolas y típicas colonias fundacionales de tantas localidades del país. El único en el Partido en esta modalidad. No era un simple fraccionamiento en lotes sino toda una ciudad con ganas de autoabastecerse y servir sus tierras perimetrales como de pan llevar para todo Brandsen. Chacras, quintas, amanzanamiento con lotes y caminos principales de 30 metros y calles de 20 metros de ancho; terreno para templo, edificios públicos, escuela, en una manzana, plaza de iguales dimensiones frente con ésta y sin cementerio. La idea se bautizó como “Centro Agrícola Clotilde”, se inicia con los vecinos Juan José Lanusse y Sebastián Casares.

 

31 de agosto de 1887 - El intendente se dirige al ministro de gobierno provincial para solicitar autorización para pedir un crédito en el Banco de la Provincia por valor de 5000 pesos para terminar las obras de construcción del puente de Pencoyd sobre el arroyo Samborombón Chico, la primera obra pública vial que se concretó en el nuevo partido de Brandsen. Concluidos los trabajos por parte de la municipalidad, estimados en 1888, fueron colocadas placas de hierro en las columnas derechas de ingreso por cada mano, referentes a su origen e inauguración, de las que lamentablemente conservamos dos fragmentos.

Las piezas metálicas que componen el viaducto fueron elaboradas en 1880 en Pencoyd, un pueblo ubicado al sudeste de la ciudad de Hereford, condado de Herefordshire, Inglaterra; traídas e instaladas en Brandsen, donde a pesar del tiempo, el descuido y el olvido aun engalanan el arroyo Samborombón Chico.

La ordenanza general de denominaciones a espacios públicos sancionada el primero de julio de 1895, en su artículo 5° lo bautizó con el nombre de “Puente del Pueblo”; para las primeras décadas del siglo XX ya nadie se acordaba de esta designación, conociéndolo la ciudadanía como “el Puente de Repetto”, por estar ubicado en los terrenos que Lázaro Repetto había adquirido a la sucesión de Pedro Ferrari.

 

9 de marzo de 1888 – El Poder Ejecutivo encontrándolo aceptable el pedido intendente para que se cambie el nombre de la Estación Ferrari del F.C.Oeste, emite un decreto resolviendo autorizar sustituir el nombre de la estación denominada Ferrari por el de Coronel Brandsen, señalando erróneamente que éste era el nombre del Partido donde estaba situada. Esto se convierte en antecedente para el cambio de denominación que se procurará en 1917 sobre la estación Ferrari del Ferrocarril Sud.

 

1890 -  Pedro Hita, Juan Casaccia, Juan Hiriberry  y Francisco Elordi, socios del almacén de Hita, constituyen la firma La Confianza, almacén de ramos generales que continuó a la Casa Hita, no solo como establecimiento comercial y acopiador de frutos del país sino también como agente financiero, vale decir, prestamista; por lo que actuando como entidad bancaria ofrecía mayor interés en los depósitos que el Banco Provincia.

 

1º de febrero de 1891 - El Consejo Escolar resuelve la apertura con el número 9, de una escuela en Estación Gómez

 

20 de septiembre de 1891 - Se funda la Sociedad de Socorros Mutuos Italia. La aprobación de estatutos se realizó en la asamblea del 4 de octubre. Su primer presidente fue Juan B. Casaccia.

 

1892 - Se conforma la Sociedad de Damas de Caridad de San Vicente de Paul.

 

1892 - Comienza a funcionar en el sitio donde se encuentra actualmente la Escuela 10 de la ciudad de Brandsen el primer prostíbulo del Partido.

 

24 de septiembre de 1893 - Un pequeño grupo periodistas afincados en el pueblo pusieron en circulación el número inicial de un ejemplar de ocho hojas de noticias y opiniones impresas que bautizaron con el nombre de La Libertad. Su iniciador y director Antonio Castro Peralta, fundaba de esta manera la era del periodismo local.

 

1893 - Se organiza el Comité Juventud de Coronel Brandsen.

 

1894 - Comienza la formación de la primera banda de música bajo la dirección del maestro Morrone.

 

29 de septiembre de 1894 - Un huracán que corre sobre el pueblo provoca la destrucción parcial del templo y destrozos en el edificio municipal, el cementerio, el cuartel de policía y voladuras de techos y deterioros de muros en edificios.

 

1° de julio de 1895 – Se aprueba la ordenanza general de denominaciones a espacios públicos por lo cual se dan por primera vez nombre a las calles, plazas del pueblo de Brandsen y al puente de Pencoyd, como “puente del pueblo”.

 

27 de abril de 1896 - Se autoriza la incorporación de nuevas personas a la comisión pro templo. Recompuesta la comisión y con el acto de colocación de la piedra fundacional en vista, se resuelve consagrar el templo a Santa Rita de Cascia e invitar al gobernador Guillermo Udaondo y a la señora Cipriana Lahitte de Sáenz Peña para que apadrinen el acto y el nuevo edificio.

 

22 de mayo de 1896 - Se realiza el acto de colocación de la piedra fundamental del nuevo templo. Para esto se había preparado dos pergaminos que contenían labradas el acta del evento con la especificación de todos los presentes y una urna que contendría uno de esos ejemplares. Luego de ser firmadas ambas por todos los presentes uno de los pergaminos se depositó en la urna; se bendijo y luego se colocó en su sitio definitivo, uno de los futuros pilares del nuevo templo, revistiéndosela de material de albañilería. La bendición la realizó el obispo, monseñor Mariano Antonio Espinosa ante la presencia de autoridades provinciales y locales, la madrina Cipriana Lahitte de Sáenz Peña y vecinos. El gobernador Guillermo Udaondo estaba representado por el ministro de obras públicas Dr. José Tomas Sojo. Además estaban presentes las señoras Rafaela Pita de Martínez, Dolores M de Martínez Aleman, Luciana Llanos de Casaccia, Ventura R. de Pereyra, Paula S. de Cúneo, Saturnina Albarracín de Izeta, Martina M. de Moraña y Bonifacia V. de Pita, las que conformaban la Comisión Auxiliar de Señoras del Nuevo Templo, que venían desplegando su labor a la par de la Comisión oficial.

 

7 de junio de 1896 – El Consejo Escolar funda en el pueblo de Brandsen la primera Biblioteca Popular.

 

21 de mayo de 1898 - Se inaugura el edificio del nuevo templo, el actual. La bendición la hizo el vicario general de La Plata Francisco Alberti. El primer obispo platense, monseñor Mariano Antonio Espinosa elevó la capilla a parroquia el 18 de diciembre de 1899; por lo cual, el capellán vicario a cargo, padre Juan Angeli fue desde el 1° de enero de 1900 el primer cura párroco del templo de Santa Rita de Cascia de Brandsen.

La estructura del templo se concluyó oficialmente con un acto y bendición el 21 de mayo 1904. Faltaba hacer todos los revoques y terminaciones exteriores. Hasta finales de la década de 1920 no se concluirían.

 

3 de febrero de 1903 - Se funda la Sociedad Española con la fusión del Centro Asturiano y el Centro Gallego que habían sido fundados con breve anterioridad. Su primer presidente fue Manuel Romero Alfonsín.

 

1909 – Se funda el primer club, el Club Social.

 

1910 - A mediados de ese año un grupo de jóvenes armaron una cancha de futbol en la manzana propiedad de la firma Alcuaz, calle Mitre entre Castelli y Saavedra. A los pocos meses fundan el Club San Martín.

 

1910 – El Club Social adquiere un proyector cinematográfico a manivela y comienza a realizar en su sede funciones para el público.

 

1911 – Se instala una sucursal del Banco de la Nación, el primer banco oficial en el pueblo cabecera del Partido. El primer gerente del Banco Nación de Brandsen fue Pedro Latuada. Su sede estaba en Ituzaingo entre Mitre y Ferrari.

 

7 de enero de 1914 – Se realiza la apertura del último ramal construido del ferrocarril de la Provincia, el que pasaba por Brandsen. Este tuvo una característica distintiva respecto a los otros, contaba con servicio local de pasajeros desde La Plata a Gobernador Obligado, sin haberse construido hasta ese momento la parada Gómez de la Vega. Las dos estaciones correspondientes habilitadas en ese momento, Gobernador Obligado y Samborombón, fueron habilitadas completas, para pasajeros, encomiendas, cargas y hacienda. Contaban con telégrafo, mangas y corrales. Informado de la decisión del gobierno sobre el paso del ferrocarril a través de su campo, Teodoro Gómez de la Vega, hermano de Pedro Gómez de la Vega, decide sin condicionamiento donar los terrenos necesarios para que se instale la vía y una estación ferroviaria, la cual el estado había previsto edificar pero no proyectado abrir inmediatamente concluido el ramal de la línea. El 14 de Julio de 1913, don Teodoro escritura una fracción de cinco hectáreas de su estancia a favor de la Provincia de Buenos Aires. En gratitud, como habitualmente, el gobierno bautiza la futura estación con su apellido.

 

1916 - Un grupo escindido del Club San Martín forma un club exclusivo para jugar al fútbol, era el Foot Ball Club América. Su primer presidente fue José Pardo.

 

1920 - Alrededor de ese año se abre una entidad crediticia que vino a cubrir el hueco dejado por la sucursal que cerraba, se denominó Instituto Mercantil, su director era Santiago Femenia.

 

26 de diciembre de 1920 - El Honorable Concejo Deliberante de Brandsen, sanciona una ordenanza por la cual se establece que el intendente municipal proceda a la formación de “comisiones de vecinos” en las estaciones Jeppener, Altamirano, Gómez y Oliden del ferrocarril Sud. Los objetivos que instaura son los de “velar por la vialidad dentro de los radios que señalará el Departamento Ejecutivo”. Cierto es que en alguno de los pueblos y cuarteles ya hubiera alguna entidad similar a la que se intentaba crear, ya que la norma fijaba que en los lugares donde existieren comisiones o Sociedades de Fomento debería procederse a su reconocimiento oficial siempre que reúnan las condiciones que determinaba la ordenanza.

 

15 de noviembre de 1925 - Un grupo de socios renunciantes del Social se reúnen en Asamblea y forman el Club Progreso.

 

3 de enero de 1926 - Se resuelve realizar la celebración del cincuentenario de la creación del Partido. Como parte de los actos, además, y a título personal, los responsables del Instituto Mercantil de Brandsen comienzan la confección de un cuaderno conmemorativo de los festejos y de la situación y realidad del Partido ese año, el que se denominaría “Recuerdos de Coronel Brandsen y su Partido. 50° aniversario de su fundación. 1876 - 1926”. El cuaderno consideraba erradamente a Luis Sáenz Peña fundador del Partido. Llegado el día, la fiesta se inició en la estación Ferrari del Ferrocarril Sud, cuando fueron agrupándose los vecinos que constituirían un comité de recepción, compuesto por autoridades municipales, de la comisión de festejos y los chicos del comité Billiken, presidido por la señorita Ana Oillaborda; esperaban la llegada del ministro, supongo que sería el de Gobierno provincial en representación del gobernador. Una vez llegado el tren, el ministro y los presentes se trasladaron a pie hasta la parroquia donde se celebró un Tedeum, para luego trasladarse hasta la casa municipal donde se descubriría la placa conmemorativa a la persona de Pedro Ferrari, que diría “El Honorable Concejo Deliberante a Don Pedro J. Ferrari, en el cincuentenario de su creación. Coronel Brandsen. Enero 3 1876-1926”. Concluido el acto formal, empezó la fiesta, hubo carrera de sortijas en automóvil por la calle Sáenz Peña, arrancando desde la municipalidad, la que ganó la señorita María E. Labarere; kermés en la plaza con puestos atendidos por vecinos disfrazados con trajes alusivos a distintas nacionalidades y música de la banda municipal.

 

7 de septiembre de 1927 – Se reúnen conjuntamente en asamblea los socios de los clubes Foot Ball Club América y San Martín y resuelven fusionar las instituciones por lo cual nacerá el Club Atlético Coronel Brandsen.

 

 

 

 

Bibliografía historiográfica del Partido de Brandsen

Por Carlos M. Vignola*

 

 

 

Bibliografía del autor sobre el Partido de Brandsen por orden de aparición

 

1.      VIGNOLA, Carlos M.: Historia y geografía de la localidad de Gómez. PS ediciones. (Avellaneda, 2008).

 

2.      VIGNOLA, Carlos M.: Origen, formación y afianzamiento del Partido y Pueblo de Brandsen. Cuaderno N° 1 edición de la Junta de Estudios Históricos del Partido de Brandsen. (Brandsen, 2007) Reedición PS ediciones. (Avellaneda, 2009).

 

3.      VIGNOLA, Carlos M.: Historia del Fuerte del Zanjón de Nuestra Señora de Mercedes. Prólogo de José P. Thill. PS ediciones. (Avellaneda, 2009).

 

4.      VIGNOLA, Carlos M. (director): http://historiadebrandsen.blogspot.com/ Sitio oficial de la filial Brandsen del Círculo de historiadores e investigadores del pago de Samborombón. Publica artículos eruditos de investigación y noticias sobre patrimonio del Partido.

 

5.      VIGNOLA, Carlos M.: La Mariana. Edición de estancia La Mariana. (en preparación).

 

6.      VIGNOLA, Carlos M.: Historia de Brandsen.(aparece en octubre).

 

Bibliografía que comprende la superficie que ocupa el Partido de Brandsen

 

1.      BANZATO, Guillermo: La expansión de la frontera bonaerense. Posesión y propiedad de la tierra en Chascomús, Ranchos y Monte. 1780-1880. UNQui. (Quilmes, 2005).

 

2.      CABODI, Juan J.: El reconocimiento de fronteras de Francisco Betbezé. A.H.P. Primer congreso de historia de los pueblos de la Provincia de Buenos Aires. 2° volumen (La Plata, 1952).  

 

3.      CARBIA, Rómulo: Los orígenes de Chascomús. 1752-1825. Publicación del Archivo Histórico de la Provincia. (La Plata, 1930).

 

4.      CARRANZA, Angel: La revolución del 39 en el Sud de Buenos Aires. La Cultura Argentina. (Bs. As., 1919).

 

5.      CESTINO, Francisco: Apuntes para la historia del Partido de Ensenada. 1821-1882. Publicación del Archivo Histórico de la Provincia. (La Plata, 1949).

 

6.      CHIARENZA, Daniel A.: Historia general de la provincia de Buenos Aires. Tomo I y II. Edición de autor (Bs. As., 1995).

 

7.      CRAVIOTTO, José A.: La atención religiosa del pago de la Magdalena hasta la creación de parroquias de 1780. Boletín de la Academia Nacional de Historia. Volumen XXXVI, Pág.: 162. (Bs. As. 1965).

 

8.      DE ANGELIS, Pedro: Colección de Viajes y Expediciones a los campos de Buenos Aires y a las Costas de Patagonia. Imprenta del Estado. (Bs. As., 1837).

 

9.      DE PAULA, Alberto: La ciudad de la Plata. Sus tierras y su arquitectura. Edición del Banco de la Provincia de Buenos Aires. (La Plata, 1998).

 

10.  DIAZ, Guillermo R.: Historia de las escuelas de Brandsen. (en preparación).

 

11.  FALKNER, Thomas: Descripción de la Patagonia y de las partes contiguas de la América del Sur. Hachette. (Bs. As., 1957).

 

12.  GARCÍA BELSUNCE, César A.: Contribución de la cartografía a la historia de la población. Magdalena. Siglos XVII y XVIII. ANH. (Bs. As., 1998).

 

13.  GARCÍA BELSUNCE, César: El pago de la Magdalena. Academia Nacional de la Historia. (Bs. As., 2003).

 

14.  GARMA, Carlos A.: Anecdotario histórico de Brandsen. Edición de autor. (Chascomús, 1994).

 

15.  GONZALEZ, Alejandra: http://jeppener.com.ar/ Contiene sección denominada “Historia” referida al pueblo de Jeppener. La información es de dudosa procedencia, en algunos casos completamente errada. No tiene referencias de fuentes de ningún tipo.

 

16.  GRAU, Carlos: El fuerte 25 de mayo en Cruz de Guerra. AHP. (La Pata, 1949).

 

17.  JEWELL, Carlos: Mensajerías Argentinas. Emecé. (Bs. As., 1966).

 

18.  LATRUBESSE de DÍAZ, Amalia y MAYO, Carlos A.: Vida cotidiana en un fuerte de la frontera bonaerense: El Zanjón (1751-1779). Revista “Todo es Historia”, Nº 304. Págs.: 46-49. (Bs. As., 1992).

 

19.  MARFANY, Roberto H.: El cuerpo de Blandengues de la Frontera de Buenos Aires. Humanidades, Tomo XXIII. (La Plata, 1933).

 

20.  MARFANY, Roberto H.: El Fuerte del Zanjón. Humanidades, Tomo III. (La Plata, 1952).

 

21.  MARTÍNEZ SIERRA, Ramiro: El mapa de las Pampas. A.G.N. (Bs. As., 1975).

 

22.  MULHALL, E.T. y MULHALL, M.: Handbook of de river plate republics. The Standard (Bs. As., 1869).

 

23.  ORTIZ, Frutos E.: Cuando Brandsen era frontera. Las cartas del Zanjón. Editorial Dunken.  (Bs. As., 2008).

 

24.  ORTIZ, Frutos E.: Historia de un pueblo. Brandsen y su gente. Editorial Dunken. Primer volumen 1745-1900 (Bs. As., 2000). Segundo volumen 1901-1982 (Bs. As., 2002). 

 

25.  RAONE, Juan Mario: Fortines del desierto. Revista y Biblioteca del Suboficial, Vol. 143, (Bs. As. 1969).

 

26.  ROGIND, William: Historia del Ferrocarril del Sud. Edición de la empresa. (Bs. As., 1937)

 

27.  RUIZ, Dolores: La Provincia de Buenos Aires. Editorial La Nazione Italiana. (Bs. As., 1886)

 

28.  SALVADORES, Antonino: Ensayo sobre el pago de la Magdalena durante el siglo XVIII. A.H.P. (La Plata, 1930).

 

29.  SORS de TRICERRI, Guillermina: Brandsen. En Historia de la Provincia de Buenos Aires y formación de sus pueblos. Director general Ricardo Levene. Volumen II. Formación de los pueblos de la Provincia de Buenos Aires. Publicaciones del Archivo Histórico de la Provincia de Buenos Aires. (La Plata, 1940).

 

30.  SUELDÍA, Ricardo N.: Jeppener. Monografía histórica.  Enfoques ediciones. (Jeppener, 1998).

 

31.  THILL, José P. y PUIGDOMENECH, Jorge A.: Guardias, Fuertes y fortines de la frontera sur. Servicio histórico del Ejército. Ejercito Argentino. (Bs. As., 2003)

 

32.  TORRE REVELLO, José: La fundación de  Chascomús. Archivo de Indias (Sevilla, 1930).

 

33.  VIGNOLA, Carlos M.: Historia y geografía de la localidad de Gómez. PS ediciones. (Avellaneda, 2008).

 

34.  VIGNOLA, Carlos M.: Origen, formación y afianzamiento del Partido y Pueblo de Brandsen. Cuaderno N° 1 edición de la Junta de Estudios Históricos del Partido de Brandsen. (Brandsen, 2007) Reedición PS ediciones. (Avellaneda, 2009).

 

35.  VIGNOLA, Carlos M.: Historia del Fuerte del Zanjón de Nuestra Señora de Mercedes. Prólogo de José P. Thill. PS ediciones. (Avellaneda, 2009).

 

36.  VIGNOLA, Carlos M. (director): http://historiadebrandsen.blogspot.com/ Sitio oficial de la filial Brandsen del Círculo de historiadores e investigadores del pago de Samborombón. Publica artículos eruditos de investigación y noticias sobre patrimonio del Partido.

 

37.  VIGNOLA, Carlos M.: La Mariana. Edición de estancia La Mariana. (en preparación).

 

38.  VIGNOLA, Carlos M.: Historia de Brandsen. PS ediciones. (Brandsen, 2015). (en preparación).

 

39.  WALTHER, Juan C.: La conquista del desierto. Eudeba. (Bs. As., 1978).

 

40.  ZEBALLOS, Estanislao S.: Viaje al país de los Araucanos. Ed. Cultura Popular. (Bs. As., 1934).   

 

Bibliografía específica del Partido de Brandsen, su territorio o sus pueblos

 

1.      CHIARENZA, Daniel A.: Historia general de la provincia de Buenos Aires. Tomo I y II. Edición de autor (Bs. As., 1995).

 

2.      DIAZ, Guillermo R.: Historia de las escuelas de Brandsen. (en preparación).

 

3.      GARMA, Carlos A.: Anecdotario histórico de Brandsen. Edición de autor. (Chascomús, 1994).

 

4.      GONZALEZ, Alejandra: http://jeppener.com.ar/ Contiene sección denominada “Historia” referida al pueblo de Jeppener. La información es de dudosa procedencia, en algunos casos completamente errada. No tiene referencias de fuentes de ningún tipo.

 

5.      MARTÍNEZ SIERRA, Ramiro: El mapa de las Pampas. A.G.N. (Bs. As., 1975).

 

6.      ORTIZ, Frutos E.: Historia de un pueblo. Brandsen y su gente. Editorial Dunken. Primer volumen 1745-1900 (Bs. As., 2000). Segundo volumen 1901-1982 (Bs. As., 2002). 

 

7.      ORTIZ, Frutos E.: Cuando Brandsen era frontera. Las cartas del Zanjón. Editorial Dunken.  (Bs. As., 2008).

 

8.      ROGIND, William: Historia del Ferrocarril del Sud. Edición de la empresa. (Bs. As., 1937)

 

9.      RUIZ, Dolores: La Provincia de Buenos Aires. Editorial La Nazione Italiana. (Bs. As., 1886)

 

10.  SORS de TRICERRI, Guillermina: Brandsen. En Historia de la Provincia de Buenos Aires y formación de sus pueblos. Director general Ricardo Levene. Volumen II. Formación de los pueblos de la Provincia de Buenos Aires. Publicaciones del Archivo Histórico de la Provincia de Buenos Aires. (La Plata, 1940).

 

11.  SUELDÍA, Ricardo N.: Jeppener. Monografía histórica.  Enfoques ediciones. (Jeppener, 1998).

 

12.  VIGNOLA, Carlos M.: Historia y geografía de la localidad de Gómez. PS ediciones. (Avellaneda, 2008).

 

13.  VIGNOLA, Carlos M.: Origen, formación y afianzamiento del Partido y Pueblo de Brandsen. Cuaderno N° 1 edición de la Junta de Estudios Históricos del Partido de Brandsen. (Brandsen, 2007) Reedición PS ediciones. (Avellaneda, 2009).

 

14.  VIGNOLA, Carlos M.: Historia del Fuerte del Zanjón de Nuestra Señora de Mercedes. Prólogo de José P. Thill. PS ediciones. (Avellaneda, 2009).

 

15.  VIGNOLA, Carlos M. (director): http://historiadebrandsen.blogspot.com/ Sitio oficial de la filial Brandsen del Círculo de historiadores e investigadores del pago de Samborombón. Publica artículos eruditos de investigación y noticias sobre patrimonio del Partido.

 

16.  VIGNOLA, Carlos M.: La Mariana. Edición de estancia La Mariana. (en preparación).

 

17.  VIGNOLA, Carlos M.: Historia de Brandsen. PS ediciones. (Brandsen, 2011). (en preparación).

 

Bibliografía sobre el Partido de Brandsen, su territorio o sus pueblos de autores locales

 

1.      DIAZ, Guillermo R.: Historia de las escuelas de Brandsen. (en preparación).

 

2.      GARMA, Carlos A.: Anecdotario histórico de Brandsen. Edición de autor. (Chascomús, 1994).

 

3.      GONZALEZ, Alejandra: http://jeppener.com.ar/ Contiene sección denominada “Historia” referida al pueblo de Jeppener. La información es de dudosa procedencia, en algunos casos completamente errada. No tiene referencias de fuentes de ningún tipo.

 

4.      ORTIZ, Frutos E.: Historia de un pueblo. Brandsen y su gente. Editorial Dunken. Primer volumen 1745-1900 (Bs. As., 2000). Segundo volumen 1901-1982 (Bs. As., 2002).

 

5.      ORTIZ, Frutos E.: Cuando Brandsen era frontera. Las cartas del Zanjón. Editorial Dunken.  (Bs. As., 2008).

 

6.      SUELDÍA, Ricardo N.: Jeppener. Monografía histórica.  Enfoques ediciones. (Jeppener, 1998).

 

7.      VIGNOLA, Carlos M.: Historia y geografía de la localidad de Gómez. PS ediciones. (Avellaneda, 2008).

 

8.      VIGNOLA, Carlos M.: Origen, formación y afianzamiento del Partido y Pueblo de Brandsen. Cuaderno N° 1 edición de la Junta de Estudios Históricos del Partido de Brandsen. (Brandsen, 2007) Reedición PS ediciones. (Avellaneda, 2009).

 

9.      VIGNOLA, Carlos M.: Historia del Fuerte del Zanjón de Nuestra Señora de Mercedes. Prólogo de José P. Thill. PS ediciones. (Avellaneda, 2009).

 

10.  VIGNOLA, Carlos M. (director): http://historiadebrandsen.blogspot.com/ Sitio oficial de la filial Brandsen del Círculo de historiadores e investigadores del pago de Samborombón. Publica artículos eruditos de investigación y noticias sobre patrimonio del Partido.

 

11.  VIGNOLA, Carlos M.: La Mariana. Edición de estancia La Mariana. (en preparación).

 

12.  VIGNOLA, Carlos M.: Historia de Brandsen.(en preparación).

< Volver